Las fuerzas iraquíes arrebataron este sábado cinco localidades al grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el marco de la segunda fase de la ofensiva militar lanzada ayer en la comarca de Hauiya, en la provincia de Kirkuk (norte), uno de los dos últimos bastiones del EI en el país.

El comandante de las tropas de la Policía Federal, Raid Shaker Yaudat, detalló en un comunicado que su grupo junto con las milicias progubernamentales Multitud Popular lograron liberar las cinco localidades, situadas en el oeste de la comarca. Yaudat destacó que las fuerzas iraquíes están avanzando “rápidamente” en la zona y aseguró que los combates de hoy causaron decenas de muertos en las filas de los yihadistas, aunque no especificó el número.

El primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, anunció ayer el lanzamiento de la segunda fase de la ofensiva de Hauiya, en la que participan la Policía Federal, la Fuerza de Respuesta Rápida, Multitud Popular, la milicia suní Multitud Popular de los Clanes y las fuerzas Antiterroristas. En la primera fase de esa ofensiva, que comenzó el pasado 21 de septiembre, las fuerzas iraquíes recuperaron 103 localidades y zonas situadas tanto en Kirkuk como en la vecina provincia de Saladino y mataron a al menos 557 yihadistas del EI.

Esta ofensiva coincide con una crisis entre el Gobierno iraquí y la región autónoma del Kurdistán, que celebró el pasado lunes un referéndum de independencia no reconocido por Bagdad. El referéndum se celebró también en Kirkuk, provincia disputada que reclaman los kurdos a pesar de estar fuera de las fronteras administrativas de la región autónoma y donde se desarrolla la ofensiva actual.

La comarca de Hauiya es uno de los últimos bastiones del EI en el norte de Irak, después de que el grupo radical perdiera el pasado julio su principal feudo, la ciudad de Mosul, y gran parte de los territorios que ocupó en 2014.

No more articles