Camila Vallejo: “La Tercera miente descaradamente”


19 August, 2011 12:08
#Educación, #Medios, #Organización social, #Portada


Molesta de las tergiversaciones del diario de Álvaro Saieh, la dirigenta explica por qué no le dará más entrevistas. Otros dirigentes clarifican lo que el periódico acusa como quiebres al interior del movimiento estudiantil.

A juicio de la presidenta de la Fech, “La Tercera miente descaradamente y ya no vale la pena darle entrevistas”. Las declaraciones las hizo a El Ciudadano en horas previas a la jornada de movilización del jueves 18 de agosto.

Vallejo dijo que “si hay un periódico que miente en Chile es La Tercera. Si El Mercurio es la voz oficial de la derecha, La Tercera miente descaradamente. No le doy ya peso a lo que publican en sus páginas y, en lo personal, no les doy entrevistas”.

El diario de Álvaro Saieh le ha dado especial cobertura a la movilización estudiantil y a la misma Vallejo en particular. En reportajes aparecidos en la sección dominical y en los días previos a las movilizaciones intentan dar luces de quiebres del movimiento estudiantil cuando hay disensos en algún punto de las discusiones al interior de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech).

También La Tercera pone un par de llamados telefónicos entre funcionarios de Gobierno con el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, como si se tratara de “reservadas gestiones” de dicha colectividad política, donde milita Vallejo y otros dirigentes estudiantiles, a espaldas del movimiento universitario.

“La Tercera está totalmente invalidada frente el movimiento estudiantil. Es una vergüenza que todas las noticias que salgan en La Tercera respecto de nosotros sean para mostrar supuestas divisiones, tergiversaciones, hablan de cuestiones que no fueron. Dicen que yo estoy siendo instrumentalizada por el Partido Comunista y al otro día que me manejan los compañeros que les llaman ‘ultras’, que es como llaman a los cabros independientes.. cosas absurdas que pierden total seriedad”.

Vallejo explica que “en la Confech hay diferencias y una diversidad de opiniones frente a las movilizaciones o del avance en una mesa legislativa. Pese a ello tenemos una postura unitaria en rechazar la propuesta del Gobierno”.

DIFERENCIAS DE OPINIÓN COMO QUIEBRES

La Tercera es del conglomerado mediático Copesa, que también es dueño de los diarios La Cuarta, La Hora; las revistas Qué Pasa y Paula; y las radios Duna, Carolina, Zero y Beethoven. El grupo de Saieh además es dueño de los supermercados Unimarc y Montserrat y tiene vínculos con las AFP y con la banca, a través de Corpbanca.

Un chascarro de proporciones ocurrió el mismo día de la marcha del 9 de agosto, cuando en la portada de La Tercera se titulaba con un quiebre al interior de la Confech. En la nota se hacía alusión a que en la reunión de la instancia estudiantil efectuada el fin de semana anterior a la protesta, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (Feuc), Giorgio Jackson, pusiera su cargo a disposición al pedir más capacidad resolutiva a la mesa ejecutiva.

La petición de Jackson fue transcrita en el particular estilo del diario de Saieh como un quiebre entre los moderados y los sectores más ‘ultras’.

El propio Jackson se apresuró a responder a través de Twitter que “lo q hizo @latercera es una CANALLADA!! periodismo especulativo”.

Gastón Urrutia, vicepresidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad del Bio Bio (Feubb), que según el lenguaje de La Tercera sería uno de los ‘ultras’, le quita importancia a estas segmentaciones y señala que “así llaman los medios y los políticos a los sectores que no creen en la clase política y que desconfiamos de su gobernabilidad. Como tenemos ciertas diferencias con los partidos tradicionales, ellos se refieren de manera despectiva a los movimientos diferentes a sus ideologías”.

Urrutia comenta que en la UBB, “antes de tomar las decisiones nos preocupamos de que todos nuestros compañeros sepan de qué estamos hablando. Eso lo hacemos antes de participar en los plenos de la Confech”.

El dirigente penquista agrega que “hemos tenido diferencias que son obvias en un grupo estudiantil en donde hay varias perspectivas y son dadas por la información que manejas o diferencias de planteamiento frente a alguna cosa en específica. Estas diferencias las llevamos a los plenos de la Confech en ánimo de discusión, pero que un sector piense distinto a otros es algo que ocurre hasta en un grupo familiar”.

Camilo Ballesteros, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago (Feusach), considera que “el enfoque dado por los medios es absurdo. Hasta con mi mamá discuto en la casa y eso no quiere decir que tengo un quiebre con ella”.

Ballesteros agrega que “no podemos esperar que representantes de 25 universidades estén de acuerdo en todo. Lo que sí está claro es que tenemos un movimiento que lleva tres meses y seguimos trabajando en conjunto. Y eso parece que les molesta”.

Por Mauricio Becerra R.

@kalidoscop

El Ciudadano

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.