Implacable represión policial a Contra-Parada Militar 2009


20 September, 2009 19:09
#Campañas, #Justicia y DD.HH, #Organización social, #Portada

Con algunos detenidos y varias personas mojadas por el lanza aguas de Carabineros -incluido el periodista de Chilevisión- fue frenada la marcha que desde mediodía realizaba la Contra-Parada Militar 2009, actividad que por segundo año organiza la Brigada de Acción Directa No Violenta.

Tres buses repletos de carabineros, un carro lanza aguas y un vehículo escupe gases detuvieron el desfile que a mediodía de hoy sábado se aprestaba a comenzar. Un centenar de personas -la mayoría adolescentes, jóvenes y mujeres con niños pequeños- fueron rodeados por fuerzas especiales de Carabineros en la explanada ubicada al frontis de la Estación Mapocho.

El ambiente festivo, que incluía disfraces, instrumentos musicales, expresiones artísticas y pancartas en contra de las guerras y a favor de la no violencia, fue progresivamente poniéndose tenso a raíz de la amenazante presencia policial a un costado del río Mapocho, en pleno centro de Santiago.

Según los organizadores de esta segunda Contra-Parada Militar, la Brigada de Acción Directa No Violenta (Bria Di Novi), habían llegado a un acuerdo con Carabineros para marchar pacíficamente por una ruta que no incluía calles ni cortes de tránsito. Sin embargo, cerca de las 12 del día y cuando el grupo de jóvenes se aglutinaba tras el lienzo oficial, llegó el Mayor de Carabineros Néstor Ruiz -de la Primera Comisaría- que desconoció el supuesto acuerdo y señaló que la manifestación no contaba con la autorización de la Intendencia Metropolitana.

En vistas a que la posición de Carabineros era intransigente, los organizadores decidieron utilizar la estrategia de ir en pequeños grupos para volver a reunirse en el paseo Puente, junto al Mall del Centro. Una vez allí, los manifestantes iniciaron una marcha al ritmo de tambores, cornetas, con saltos y cánticos antimilitaristas. Al llegar a la Plaza de Armas, el grupo fue detenido por el carro lanza agua en la esquina de calle Compañía, en donde fueron detenidos tres integrantes de la comparsa y varios más recibieron los chorros de líquido tóxico, entre ellos el periodista de Chilevisión –Daniel Castell– que reporteaba el evento.

Finalmente, y luego de volver a parlamentar con Carabineros, la actividad terminó con una ronda y un ritual por la paz en el centro de la Plaza de Armas. El Ciudadano estuvo en todo momento acompañando los hechos y durante la semana les entregaremos una completa nota audiovisual.

Al recoger impresiones de la gente que pasaba por el lugar, nos encontramos con toda la gama de opiniones, desde quienes señalaron que cualquier manifestación contra el militarismo implica facilitar una potencial invasión peruana (entre Argentina, Bolivia, Chile y Perú, el único país que ha invadido a uno de estos vecinos es el nuestro, que ocupó y saqueó gran parte del territorio peruano), pasando por aquellos que defendieron el derecho a expresarse y manifestarse pacíficamente en los espacios públicos, hasta personas que indicaron que es una vergüenza que un país con tantas necesidades sociales se de el lujo de gastar sus recursos en armamentismo (Chile es el país con mayor gasto militar per cápita de Latinoamérica).

Por último, las jóvenes de la Bria Di Novi afirmaron que el derecho a manifestarse en lugares públicos de manera no-violenta y sin necesidad de contar con previa autorización burocrática, es una prioridad que requiere ser asumida por todos los movimientos sociales y políticos “progresistas” de Chile. Y que esta reacción desmesurada de la autoridad, da cuenta de la impronta prusiana-fascistoide del Estado chileno; por lo que la expansión de la cultura antimilitarista y de resolución no violenta de los conflictos es una tarea lenta y de largo plazo. Así y todo están convencidas de que año a año esta Contra-Parada Militar será cada vez más masiva y convocante.

por Cristian Sotomayor

El Ciudadano

Ver Nota de Chilevisión

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.