Este viernes 7 de julio la alcaldía ciudadana recibió un contundente apoyo de la francmasonería mediante la donación de un nuevo equipamiento de aseo para hacer frente a las demandas de limpieza y salubridad de Valparaíso. A pesar de la agitada agenda, el edil porteño se hizo el tiempo para responder las dudas de diferentes profesionales de la comunicación respecto a los alcances del informe que esboza la pérdida de la permanencia de Valparaíso en la lista del ‘Patrimonio Mundial’ de la UNESCO.

Alcalde, ¿si se habla de compensaciones, quiere decir que hay luz verde para el T2 y el mall Barón?

La luz verde es una interpretación que le da el Intendente. Él está a favor de que se construya un mall en ese sector, nosotros no. Queremos básicamente que ese lugar, uno de los que tiene más valor para la ciudad, se convierta en un parque público y oceánico. Aquí lo que está en juego son los distintos modelos de desarrollo que hay para la ciudad. No queremos decir que no a los mall, de hecho en avenida Argentina ya hay un mall que se va abrir en los próximos meses y va a permitir desarrollar diversas actividades. Lo que nosotros decimos es que en Barón -cuando se construye el molo de abrigo- se había pensado como un sector para extender la vocación portuaria de la ciudad, con un destino totalmente distinto a lo que se le quiere dar. Por eso queremos que se ocupe para desarrollar un proyecto totalmente integral y hemos hablado de un parque público y oceánico. Esa es nuestra posición y estamos convencidos de que eso es lo que hay que hacer.

La Directora de Patrimonio dice que la UNESCO no ha aprobado nada pero el borrador pasó a ser decisión, ¿cómo explica eso?

Como fue un tema que no se discutió, lo que la UNESCO hizo fue aprobar el borrador tal y como estaba. Era una cuestión que nosotros esperábamos y, en definitiva, señala que la discusión debería estar en el tema de las compensaciones. A mí me parece que el problema patrimonial que tenemos está más vinculado con el T2 que con el mall Barón. El problema del mall Barón es otro, es el tema del desarrollo de la ciudad. En el T2 el peligro supone construir un puerto con las características en que se está pensando. Lo que va a pasar en Valparaíso es que el borde costero se va a transformar en una zona de sacrificio si no hay un diálogo con la ciudad, con el Estado y la EPV para poder conversar sobre el diseño del T2. No le estamos diciendo no a la decisión del Estado que fortalezca su capacidad portuaria en Valparaíso. Lo que estamos diciendo es que si hacen las cosas como quieren hacerlas, la ciudad va a seguir hundiéndose. Nosotros no vamos a permitir que esto suceda. Y mientras la Presidenta de la República no lo señale, el tema sigue estando abierto.

¿Qué es lo que se quiere entonces?

Queremos el acceso público al borde costero, espacios para que la ciudadanía pueda encontrarse y desarrollarse. Incluso, podemos generar empleo. Nuestra idea es generar una oportunidad para el pequeño comercio de Valparaíso que genera, según estadísticas del INE, el 55% del empleo en Valparaíso. El problema es que la construcción de un mall termina quitándole energía vital a la ciudad y concentrando su desarrollo en un lugar muy específico.

Foto: Patricio Díaz

Nosotros creemos que esos lugares tienen que ser de dominio comunitario, público. Y esas son las ideas que nos guían. La UNESCO da una opinión que hay que tener en consideración. Pero para que el mall Barón comience a construir obras, todavía falta mucho. La situación está cruzada por un montón de problemas de carácter legal, en materia de permisos. Jurídicamente la situación no es clara.

Una cosa es querer construir un puerto, porque se ajusta a los intereses del Estado y a la necesidad de contar con mayor infraestructura portuaria para poder potenciar el comercio internacional y fortalecer la capacidad competitiva del país frente los puertos de otras partes del mundo. Entendemos que quizás Chile requiera otro puerto adicional en el sector de Valparaíso. Pero la pregunta que nos hacemos es, ¿por qué queremos construir un mall en ese sector ?. ¿A qué modelo de desarrollo de ciudad responde? .¿Por qué tan obstinadamente se quiere avanzar en un proyecto que no va a dialogar con la ciudad? Nosotros creemos que estas preguntas son sumamente válidas porque los cambios que se van a hacer en ese sector serán eternos.

¿Vamos a perder un espacio público para que lo termine utilizando un grupo económico como mall Plaza? Además, no va a pagar impuestos en Valparaíso, como Jumbo, que paga permisos pequeños y es un gran grupo económico. Entonces, este no es un proyecto que representa el modelo de desarrollo que queremos para Valparaíso.

¿Qué le parece la propuesta de ICOMOS de extender el sitio?

Me parece que toda medida que apunte a proteger y fortalecer el patrimonio porteño vamos a apoyarla. Hemos hecho a la UNESCO la solicitud de realizar un monitoreo reactivo, es decir, que vengan a ver el estado en que se encuentra la ciudad para ayudar a hacerse una imagen del estado en que se encuentra el sitio patrimonial. Y ojo, el patrimonio no es sólo el sector céntrico de la ciudad. También hay en Placeres, en Barón, Merced…

¿Cómo solucionarán el impacto de la instalación del mall?

Nosotros estamos trabajando con el comercio local, sabemos la importancia que tiene. Tenemos varias mesas de trabajo, particularmente con el comercio del plan de la ciudad. Estamos trabajando temas vinculados con el aseo, la seguridad, a cómo potenciamos su actividad económica. No queremos que el comercio local se asfixie. Y creemos que con el mall Barón va a pasar eso. El mall de avenida Argentina ya estaba en construcción, por tanto es poco lo que podemos hacer ahí.

¿Cuáles serán los hitos del proceso de revertir el estado calamitoso con que se denominó a Valparaíso?

En términos patrimoniales, lo primero que estamos haciendo es revisar profundamente el actual instrumento de planificación , que es el plan de gestión patrimonial. Estamos trabajando en su cambio, necesitamos uno nuevo. En segundo lugar, estamos haciendo un catastro- que no existía- respecto del estado en que se encuentran la conservación de los distintos edificios patrimoniales de la ciudad. Y, en tercer lugar, estamos trabajando y postulando a distintos fondos, con el Gobierno y a nivel internacional, para comenzar la recuperación de varios de los edificios, particularmente del barrio puerto. Esas tres líneas de trabajo hemos estado realizando. Son gestiones no tan vistosas y que no se pueden lucir tanto pero pronto van a tener resultado.

No more articles