Esta semana, vecinos y vecinas del sector Aníbal Pinto de la ciudad de Concepción, se dirigieron a la Gobernación Regional del Bío-Bío para interponer un recurso de protección ante los nuevos rellenos que están destruyendo el Humedal Paicaví, en el sector Aníbal Pinto Bajo, desde el pasado 20 de noviembre de 2017.

Según el reporte de los propios vecinos, la reunión con la gobernadora Andrea Muñóz “sirvió para intentar sensibilizar a la autoridad de la destrucción que la empresa Madesal realiza por años en este nicho de biodiversidad”.

Esta ha sido sólo una de las tantas acciones legales que la comunidad ha realizado para frenar lo que catalogan como verdadera “masacre al medioambiente”, todo, dicen, “ante la indolencia de las inmobiliarias y la complicidad de la clase política”.

“Desde el 20-11-2017 destruyen otro sector del humedal paicaví (Aníbal Pinto 1881), rellenando frente a los edificios “Valle Aníbal Pinto”, que fueron construidos con los rellenos que realizó la constructora el 2015. Frente a ello, la comunidad ha realizado diversas acciones legales frente a la dramática situación, hemos denunciado esta destrucción al alcalde, también solicitamos a la Dirección de Obras del municipio el listado de proyectos de construcción que amenazan el humedal Paicaví y no figuran proyectos para el sector que está siendo intervenido últimamente (Aníbal Pinto 1881, frente a los edificios nuevos construidos sobre los rellenos realizados desde 2015)”, dicen los vecinos.

Por ello -añaden- “denunciamos la alteración del cauce ante la DGA (Dirección General de Aguas del Ministerio de Obras Públicas), quienes abrieron un expediente por anormalidad, ya que no hay permisos de por medio. También denunciamos esta masacre ante la Dirección de Medio Ambiente del municipio penquista. Además, denunciamos ante el SAG (Servicio Agrícola y Ganadero) por la evidente destrucción del hábitat de aves y coipos del sector. A su vez, hemos denunciado los hechos ante la Brigada de Delitos Ambientales de la PDI (Policía de Investigaciones). Estamos a la espera de lo que dichas instituciones puedan/quieran hacer para frenar el holocausto”.

La declaración agrega que “la evidencia muestra que es la organización y acción de la comunidad lo que puede poner freno a esto de manera efectiva, prueba de ello fue cuando en agosto de este año participamos de la consulta ciudadana del Plan Regulador de Concepción, en la que pudimos reclamar por el proyecto que tenía el municipio, que pretendía construir dos nuevas calles sobre el humedal -en el sector de Av. Jorge Alessandri-, lo que significaba la sentencia de muerte de este nicho de biodiversidad. Felizmente, el municipio entró en razón y desestimó su plan inicial y acogió la petición de la comunidad de no construir dichas calles. Fue una pequeña victoria en lucha por salvar el humedal”.

Más información sobre esta lucha en la página del Comité de Defensa del Humedal Paicaví

No more articles