Vecinos de Til Til que protestan por relleno sanitario acusan violencia policial: “Estamos como en dictadura”

Los habitantes del campamento Los Algarrobos, en la localidad de Polpaico, denuncian hostigamiento y maltratos por parte de efectivos de Fuerzas Especiales, los que incluso han llegado de madrugada al sector a reprimir a los vecinos.

La tensión va en aumento en Til Til. Los habitantes de la comuna siguen con las movilizaciones en protesta por la instalación de la planta de tratamiento de desechos industriales Ciclo, la que se uniría a los dos rellenos sanitarios que ya se encuentran en funcionamiento.

La movilización de los vecinos ha provocado la reacción de la autoridad, que a través de Fuerzas Especiales de Carabineros ha reprimido de forma violenta a las vecinas y vecinos de la rural comuna del norte de la Región Metropolitana.

Los últimos hechos de violencia por parte de las fuerzas policiales se llevaron a cabo en el campamento Los Algarrobos, en la localidad de Polpaico, donde un contingente llegó al lugar durante la madrugada del martes 18 y la noche de este miércoles 19, lanzando bombas lacrimógenas e ingresando a las viviendas del campamento.

Jeannette Rebolledo es una de sus habitantes y relata a El Ciudadano que “se han ensañado con nosotros. Esto ha venido pasando desde antes de ayer (lunes)”. Seguido, añade que “la madrugada del martes como a las cuatro de la mañana Carabineros entró al campamento, y se dio el lujo de lanzar gases lacrimógenos en cada esquina del campamento y no estábamos haciendo nada”.

Rebolledo recalca que este hecho no es aislado, ya que “ayer (miércoles) se repitió, a eso de las 10. Todos los niños estaban jugando, se llenó de gas, comenzó a arrancar la gente e incluso se desmayó un niño… Nos tienen contaminada el agua con sus bombas lacrimógenas”.

El relato de la vecina continúa y describe la agresividad de los funcionarios policiales: “Nosotros a gritos los echamos y ellos nos insultaban y gritaban ‘maracas’, ‘cállense perras’. Luego fueron a la población de Emergencia, que está al lado del campamento, donde apuntaron a los vecinos con sus armas; a la presidenta de la junta de vecinos quisieron detenerla y terminaron fracturándole un dedo de la mano”.

“Estamos como en dictadura, todos los días tenemos a Carabineros aquí, nosotros no somos delincuentes”, sentencia Rebolledo.

José Robredo H.
Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.