Desde mediados de marzo que la oposición venezolana, reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), salió a las calles de forma masiva para protestar contra el gobierno de Nicolás Maduro, exigiendo la salida del mandatario a través de nuevas elecciones. Las manifestaciones que pasaron de ser masivas y pacíficas, se han tornado extremadamente violentas dejando casi un centenar de heridos y muchos más heridos, tanto chavistas como de los manifestantes opositores, hecho que ha tensionado al extremo la situación política del país caribeño.

La respuesta de Nicolás Maduro fue la propuesta de llevar adelante un nuevo Proceso Constituyente, como salida a la crisis política que vive el país, el que se encuentra en plena marcha y que ha generado controversia tanto al interior del chavismo y como por los opositores, que ha sido acusado de antidemocrático y, junto con eso, se han restado de participar.

El periodista y miembro del equipo editorial de Alba TV, Pablo Kunich, en conversación con El Ciudadano reconoce que en Venezuela existe una “crisis política, social y económica”, pero no de la magnitud que se presenta diariamente ya que  “lo que se está dando es que las protestas son violentas y, en los últimos días, muy reducidas. La estrategia de manifestaciones no les ha funcionado, por lo que han optado por la violencia para plantear su posición”.

Al mismo tiempo, sostiene que el Proceso Constituyente que se desarrolla es un espacio “para promover el dialogo entre venezolanos y venezolanas” y que  “la derecha tuvo la posibilidad de medirse electoralmente y a nivel de las ideas, pero no lo aprovechó”.

A 100 días del recrudecimiento de la estrategia opositora ¿Cómo se puede entender el contexto político social que se da en Venezuela? 

Efectivamente, hoy en Venezuela vivimos una crisis política, social y económica donde la oposición decidió pasar a una etapa distinta de la confrontación política y lanzarse a la calle. Pero lo que se está dando es que las protestas son violentas y, en los últimos días, muy reducidas. La estrategia de manifestaciones no les ha funcionado, por lo que han optado por la violencia para plantear su posición. La respuesta del gobierno ha sido lanzar la Asamblea Constituyente, donde el Presidente ha planteado este espacio para promover el dialogo entre venezolanos y venezolanas. Hay que recalcar que la situación en Venezuela no es de caos ni nada parecido como se presenta afuera.

¿En que estado está el proceso constituyente empujado por Maduro?

Ha pasado por varios procesos. La primera fue la presentación de las bases comisiales, que se hace ante el Consejo Nacional Electoral; luego una fase de precandidaturas para participar de la Asamblea donde más de 60 mil personas expresaron su voluntad de ser candidatos a la Constituyente, lo que es muy importante, de estos quedaron seis mil candidatos y ahora estamos en plena campaña.

¿La oposición se restó completamente de este proceso? 

Si, esto no es novedad para la realidad política venezolana, pues en diferentes momentos la derecha a decidido no medirse electoralmente. La derecha tuvo la posibilidad de medirse electoralmente y a nivel de las ideas, pero no lo aprovechó.

Foto: Pablo Kunich, periodista Alba TV

 

A propósito del Proceso Constituyente se ha presentado la disputa de la Fiscal General, Luisa Ortega -que es reconocida chavista-, y el gobierno. Queda la sensación que hay una intensa discusión en la interna del chavismo ¿En que momento se encuentra el chavismo? 

Ella ha asumido un rol mucho más político. Dentro del chavismo se están dando debates fuertes y están saliendo voceros y voceros que se han apartado del chavismo. Nosotros asumimos que el proceso social y político que conocemos como chavismo es el encabezado por Nicolás Maduro. Los que se han ido o que están con posturas divergentes, y esto se profundiza en momentos de polarización donde hay traidores, cambios de posturas y gente que se suman a la derecha. Hoy en Venezuela no hay una tercera vía, el chavismo con su diversidad, con su complejidad, con sectores más burocráticos o más populares están identificados con el liderazgo de Nicolás Maduro, quienes están participando de la Constituyente y que están pidiendo paz para el país.

¿Ese proceso de discusión mantiene vigentes las “Tres R” (Revisión, Rectificación y Reimpulso) que planteó Chávez hace ya casi 10 años? 

Son una orientación de principios y metodológicas, es una necesidad el revisarse y reimpulsar los procesos. Lo que nos toca en Venezuela es defendernos como país soberano y, como proceso social, profundizar la Revolución, cosa que no es nada fácil. Ahora no se puede negar que hay miradas diferentes en el chavismo, unos que creen en el Poder Popular y otros que no, y ahora nos lanzamos a generar iniciativas para profundizar la Revolución.

Ahora el contexto político de la región tampoco ayuda a bajar el nivel de tensión al interior de Venezuela

Podríamos decir que estamos algo acorralados. Creemos que este avance es momentáneo pero contundente que ha tenido la derecha en el continente, pero habrá que ver cuanto aguantan. A pesar de esto, el proceso de Venezuela tiene mucho vigor porque está en constante movimiento y se mantiene vigente el desafío de la construcción del Poder Popular.

Puedes ver la entrevista completa aquí:

No more articles