Varios grupos de manifestantes protagonizaron este viernes duros  enfrentamientos con policías en las ciudades de Río de Janeiro y Sao Paulo, en el marco de la segunda huelga general contra las reformas económicas emprendidas por el Gobierno del cuestionado presidente Michel Temer.

En Río de Janeiro, la manifestación convocada por sindicatos y movimientos sociales se desarrolló de manera pacífica, hasta que unos encapuchados entraron en confrontación con la Policía. En ese momento, el resto de manifestantes se dispersó rápidamente, mientras los policías antidisturbios les arrojaban con bombas lacrimógenas.

Según mostraron las imágenes de TV Globo, habría al menos un herido fruto de esa confusión, que se dio casi al término de la manifestación.

 

En Sao Paulo también se vivieron momentos de tensión delante de la sede del Ayuntamiento, ya que, al igual que en Río de Janeiro, algunos grupos comenzaron a provocar disturbios cuando finalizaba la manifestación iniciada en la Avenida Paulista, corazón financiero de la ciudad.

La huelga se produce en medio de una crisis política e institucional histórica que ha amenazado con desalojar del poder a Temer, a quien la Fiscalía denunció esta semana por delitos de corrupción pasiva.

 

No more articles