La jefa de la bancada del Partido Comunista e Independientes, diputada Camila Vallejo; en conjunto a las concejalas Alejandra Placencia (Ñuñoa) e Irací Hassler (Santiago); la presidenta del Colegio de Periodistas, Javiera Olivares; la encargada de la Comisión Nacional de Mujeres PC, Natalia Cuevas; además de dirigentas de diversas organizaciones sociales, ingresaron este viernes 11 de agosto la solicitud de audiencia ante el Tribunal Constitucional para defender el proyecto que despenaliza la interrupción del embarazo en 3 causales.

La diputada Camila Vallejo al momento del ingreso de solicitud, reafirmó que el proyecto despachado por el Congreso Nacional, con más de 3 años de debate democrático, cumple con todo lo establecido en la Constitución Política.

“Aquí hay un debate democrático, se ha aprobado una ley después de una larga discusión y lo único que esperamos es que el Tribunal Constitucional, más allá de sus opiniones o juicios de valor, se ajuste a lo que establece la Constitución Política”, sostuvo.

En cuanto a los argumentos, la diputada por La Florida explicó que el Código Sanitario que estuvo vigente hasta 1988, permitía que el legislador determinara los límites y los mecanismos de protección de quienes están por nacer, como también sus excepciones, como lo es el aborto terapéutico.

“El artículo 19, numeral 1, establece claramente  que es el legislador quien define los mecanismos para consagrar esa protección y los límites de esa protección. De hecho, Enrique Ortúzar, quien presidiera la comisión que elaboró la constitución, señalaba que la Constitución era lo suficientemente flexible para que el legislador estableciera esos mecanismos, entre ellos, el aborto terapéutico. Es totalmente constitucional esta ley y más allá de los juicios emitidos por los ministros en oportunidades anteriores, queremos que en esta oportunidad, se ajusten a la constitución y respeten los derechos sexuales y reproductivos de la mujer”, aseguró.

La presidenta de la Comisión de Salud de la Cámara, diputada Karol Cariola, agregó que el debate por la despenalización se dio en un largo proceso democrático en el Congreso Nacional, donde se expusieron las demandas sociales respecto el tema, el que debe ser respetado por el TC.

“No se puede revertir en un Tribunal de 10 personas, por eso es que ir al Tribunal Constitucional es una responsabilidad y vamos a apelar hasta las últimas consecuencias, porque puede ser que una institución de la dictadura coarte lo que ha sido expresión popular de las grandes mayorías”, agregó la diputada por Recoleta e Independencia.

La concejala por la comuna de Ñuñoa, Alejandra Placencia, acompaño el ingreso de la solicitud, oportunidad en la que sostuvo “hemos venido a entregar un téngase presente, básicamente con nuestro testimonio. Somos mujeres que hemos vivido embarazos de acuerdo alguna de las 3 causales que se han planteado en este proyecto. Hemos sido mujeres que hemos vivido el abandono por parte del Estado, que nos ha negado la posibilidad de abortar y decidir en situaciones tan límites como esta”.

Placencia consideró que el proyecto de 3 causales es una restitución básica de derechos. “Un acto de  humanidad, de respeto y de dignidad. Hemos venido porque creemos que nuestros testimonios pueden aterrizar la discusión y dejar de lado los prejuicios políticos y religiosos, para dejar a las mujeres que viven este tipo de casos, la posibilidad de decidir”, agregó.

Finalmente, la presidenta del Colegio de Periodistas, Javiera Olivares, planteó que esta es una discusión clave para la democracia chilena, donde el derecho de millones de mujeres es el centro del debate.

“Creemos que esto es un avance para nuestra democracia.  Si Chile no consigue avanzar en las 3 causales para interrumpir el embarazo, Chile será menos democrático. Eso se ha entendido no solo en el Parlamento, no sólo en la sociedad organizada, no sólo las mujeres que han vivido esta experiencia, sino que  también esperamos que lo entiendan los miembros que componen este Tribunal Constitucional”, finalizó.

No more articles