Foto: Aton

A las 11 de la mañana de este lunes, algunos miembros de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) desplegaron pancartas en el frontis de la Fundación Jaime Guzmán.

El evento se produjo horas antes de la votación del proyecto que busca reformar la ley de educación superior, rechazada no solo por los estudiantes sino que también por rectores de distintas instituciones privadas y públicas.

“Se está cayendo la educación de Pinochet”; “Seguiremos desmantelando el modelo de Guzmán y Pinochet”, se pudo leer en letra grande en las pancartas.

Luego de esa actividad, la agrupación estudiantil se trasladó a Valparaíso para presenciar la discusión y posterior votación del proyecto de ley. Eso ocurrirá a partir de las 17 horas.

En conversación con El Ciudadano, Daniel Andrade, presidente de la Fech y vocero de la Confech, afirma que “se está buscando aprobar una reforma sin apoyo social, una reforma que no responde al derecho de la educación sino que entrega más subsidios, más becas”.

El dirigente agrega que la reforma “no se hace cargo del fortalecimiento de la educación pública, no se hace cargo de regulación fuerte de las instituciones para asegurar la calidad, no se hace cargo del fin a la deuda”.

Además, Andrade manifiesta que el debate de esta ley busca únicamente “sacar adelante por intereses electorales de la Nueva Mayoría, pero también de Chile Vamos, buscando aprobar una gratuidad para que no sea golpeado Sebastián Piñera, y poniéndole un límite al CAE que se presenta en noviembre”.

Por último, uno de los rostros más visibles del movimiento estudiantil hace un llamado para que la bancada estudiantil –compuesta entre otros por Giorgio Jackson y Gabriel Boric, ex dirigentes estudiantiles y actuales diputados del Frente Amplio–, rechace el proyecto: “ellos votaron la idea de legislar con el compromiso de que este gobierno se iba a hacer cargo de la eliminación del CAE y eso hoy día no se ha asegurado por ley”.

No more articles