Este martes, el fiscal Gonzalo Guerrero, quien investiga la supuesta agresión sufrida por el senador Fulvio Rossi en Iquique, afirmó que el cuchillo encontrado en el recinto de campaña no tenía restos de sangre humana.

Ante esta constatación, el senador reaccionó y aseguró que “las heridas existieron. Es evidente que había sangre en mi camisa”, según consigna Soy Iquique.

“Si ese cuchillo que dicen que encontraron no tiene sangre humana hay dos posibilidades o no se usó en el ataque o el peritaje arrojó un falso positivo, es decir no logró pesquisar la sangre como entiendo puede ocurrir”, añadió el parlamentario que perderá su escaño a partir de marzo.

Para Rossi, “el hecho que no se encuentren responsables , como ocurre en el 90% de los casos, no trasforma a la víctima en victimario”.

No more articles