Juan Manuel Karg es uno de los usuarios de Twitter que publicaron una captura de pantalla con la noticia del diario El País. Las imágenes falsas fueron retiradas más tarde.

El diario El País de España se ha visto obligado a rectificar la información falsa que publicó sobre el plebiscito opositor al gobierno de Nicolás Maduro.

Los usuarios de la redes sociales se dieron cuenta de que las fotografías publicadas por el medio español no correspondían a la consulta opositora venezolana, sino al simulacro constituyente convocado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), el domingo pasado.

El País se disculpó oficialmente, argumentando que las imágenes del ensayo para las elecciones habían sido atribuidas a los comicios opositores desde la agencia EFE (también española). Como informa RT, la agencia corrigió los pies de foto después de la denuncia.

Ernesto Villegas, ministro de información y comunicación venezolano, hizo un llamado a la comunidad internacional para detener la manipulación de la información, pues distorsiona la verdadera realidad que vive Venezuela, informa VTV.

El ministro señaló, según VTV, que “desconocer a un pueblo que es mayoría y que se identifica con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, con Chávez y la Revolución, puede tener consecuencias terribles para la construcción del diálogo y la paz en el país”.

Esta no es la primera vez que El País difunde información falsa o distorsionada sobre Venezuela. En 2013 publicó una nota sobre la enfermedad de Hugo Chávez, acompañada de una fotografía que no correspondía ni con la situación ni con el entonces presidente del país. Eldiario.es informaba en ese año que la imagen había sido sacada de un antiguo video de YouTube y comprada a una agencia llamada Gtres Online.

Cristina González, ex académica de la escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela (UCV), opina que la publicación de El País no fue un error, sino “absolutamente intencional”, informa RT. Como explica González, este tratamiento de las noticias se deriva de la “cartelización de la información a la que se pliegan los medios españoles”, recordando que “existen incontables ejemplos del uso de imágenes de otros países para intentar dibujar una realidad que no es la venezolana, con fines políticos”.

El Ciudadano

No more articles