Este jueves 18 de mayo las diputadas Loreto Carvajal (PPD), Marcela Hernando (PRSD) y Karol Cariola (PC) presentaron un proyecto de ley que incorpora al artículo Nº 255 del Código Civil el requisito que ninguno de los padres que hayan acordado tuición compartida puedan haber sido sentenciados por violencia intrafamiliar.

“Hoy, la única exigencia es una escritura pública y un acta extendida ante un oficial del registro civil. En tiempos donde tenemos cifras alarmantes de violencia contra los hijos, nos parece especialmente importante para proteger el interés superior del niño  agregar un requisito especial que dice relación con que ninguno de los padres (que hayan acordado esta tuición compartida) hayan sido sentenciados por violencia intrafamiliar”, señaló la parlamentaria PPD.

Modificación beneficiosa

La ONG ‘Acción, Mujer y Madre’ lleva más de dos años trabajando en temas de violencia contra la mujer y, por supuesto, contra sus hijos. A través de su presidenta, Marta Sandoval, se hicieron presentes en la Cámara de Diputados para apoyar la presentación de este nuevo proyecto de ley. “Esta modificación además protege a las personas que están siendo amenazadas o han sido víctimas de presión por parte del padre contrario. También permite que los hijos no sean un instrumento para agredir a la pareja o ex pareja. Y los protege en caso de que se pueda volver a repetir la circunstancia de violencia contra ella o sus hijos” señaló la representante de la ONG.

Tomando en cuenta que cualquier tipo de violencia es condenable- ya sea económica, psíquica o psicológica- y advirtiendo que sólo un 30% de las y los niños admiten no haber sido víctimas de violencia, esta legislación abre las puertas al cuidado y protección de la mujer y la niñez. Tal y como expresa la diputada Karol Cariola, “estas medidas son tomadas para proteger a las mujeres, la maternidad, la corresponsabilidad y, por sobretodo, el interés superior de nuestros niños”.

De aprobarse la iniciativa, también se permitirá evaluar que cuando un hijo presencia episodios de violencia en su familia, se admita que está siendo violentado, aspecto que hoy no se considera relevante en los juicios por custodia o por violencia.

“Para nosotras, estas medidas son parte de una secuencia que hemos venido tomando en función de poner como principal protagonista a nuestros niños y su interés superior, a partir del cuidado que los padres deben tener con ellos, evitando la violencia de cualquier tipo. Por tanto, cuando se enfrentan tribunales o situaciones judiciales, un elemento fundamental es que no existan antecedentes y, particularmente, una sentencia de agresión o violencia hacia la pareja o los hijos. Eso es lo que queremos proteger”, señaló la parlamentaria comunista.

No more articles