La Cámara de Diputados aprobó este jueves el proyecto de ley que busca entregar a menores con discapacidad las mismas condiciones de que gozan gran parte de los niños y niñas de Chile: juegos públicos que estén habilitados a sus necesidades.

El texto fue presentado a la Sala a través del informe de la Comisión de Vivienda que fue rendido por el diputado Raúl Rocafull (PS), quien es además uno de los autores y promotor de la propuesta legal.

En concreto, la iniciativa perfecciona la Ley 20.422, sobre Igualdad de Oportunidades e Inclusión Social de las Personas con Discapacidad, definiendo que los parques, plazas o áreas verdes, públicas y privadas, que contemplen juegos infantiles no mecanizados, deberán construirse a partir de un diseño universal que permita el uso de todos los niños y niñas, incluidos aque­llos con discapacidad.

Además, se establece que se deben garantizar las condiciones de accesi­bilidad universal, para que puedan ingresar de manera segura desde la calle al área común de juegos y circular por las distintas dependencias a través de rutas accesibles que permitan su continui­dad en el desplazamiento.

Finalmente, la propuesta, despachada al Senado, determina que la dirección de obras municipales, previa entrega del permiso de edifica­ción correspondiente, deberá fiscalizar el cumplimiento de la obligación señalada.

No more articles