El desastre en Estados Unidos es evidente luego de los últimos años bajo el mando de George W. Bush. El ex presidente dañó la Constitución y destruyó la imagen internacional del país. Impulsó guerras en Afganistán e Irak -bajo la premisa de combatir el terrorismo- que en el caso de Irak dejó el saldo de un millón de irakíes y sobre 5 mil soldados estadounidenses fallecidos.

Luego de los atentados del 11 de Septiembre de 2001, Bush impuso -sin preguntar al Congreso ni a los ciudadanos- la Ley del Acta Patriótica que permite, entre otras cosas,  escuchar y grabar conversaciones telefónicas domésticas. Además, posibilitó el fin de la Posse Comitatus, que limitaba las facultades del gobierno federal para utilizar al ejército con el fin de hacer cumplir la ley, así como el avance de la Unión Norteamericana.

En este contexto resultó electo Barak Obama, quien, con la destreza del estadista más experimentado, realizó promesas al pueblo norteamericano y al mundo que -según analistas internacionales- se desvanecen a medida que pasa el tiempo.

LAS PROMESAS

El presidente Obama ya está siendo criticado por expertos internacionales que lo enjuician por no estar cumpliendo los ofrecimientos que formuló durante su campaña. Gerald Celente, director del Instituto de Investigación de Tendencias de Nueva York, en entrevista con El Ciudadano señaló: “el cambio que Obama ha prometido es más retórica de campaña que real. Lo que lo sostiene es una retórica con principios liberales, cuya base es anti-guerra“.

En el caso de Medio Oriente, no hay indicios de que las tropas vayan a retornar pronto. Celente afirma que Obama “solicitó 84 billones de dólares para solventar la guerra de Afganistán e Irak y aumentó a 21 mil las tropas en Afganistán”.

Alex Jones, periodista y cineasta norteamericano -desde su oficina en Austin, Texas- afirma que Obama mintió con respecto al retiro las tropas de Irak: “el año antes de las elecciones, afirmó que lo haría en 16 meses, después en 23; ahora dice que se demorará más”. El periodista acusó a Obama de estar protegiendo al ex presidente George W. Bush, pues “no está autorizando ninguna investigación, sin considerar que Bush reconoció públicamente que la tortura estaba siendo utilizada en forma ilegal”.

Obama prometió en su discurso de campaña la renegociación del NAFTA (Tratado de Libre Comercio de Aérica del Norte) y hacerlo más justo para los trabajadores norteamericanos debido a que ha costado empleos; “es absolutamente cierto que el NAFTA fue un error”, afirmó el entonces precandidato. Cuando estaba compitiendo con Hillary Clinton para las primarias demócratas, durante su campaña en el 2008, según lo comenta Celente, “prometió a los trabajadores afectados por el NAFTA que lo renegociaría cuando fuera presidente“.

Según Webster Tarpley, historiador y analista geopolítico estadounidense, Austan Goldsbee -miembro actual del Consejo de Asesores Económicos (CEA) de Obama-, al hablar sobre renegociar el tratado de libre comercio con los diplomáticos canadienses les dijo “no se preocupen, es sólo retórica de campaña”. Así vemos que Obama se reunió con otros líderes sudamericanos, mencionando que no renegociará el NAFTA.

El candidato prometió votar para revocar el Acta Patriótica, pero luego votó por su reautorización. Denunció el espionaje telefónico de la administración Bush a los norteamericanos, posibilitado a través de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Exterior (FISA), pero luego votó para legalizarla asegurando que éste era un “asunto vital de seguridad nacional”, como lo publicó The Washington Post  a mediados del año pasado.

Otra de las promesas de Obama fue eliminar la Base de Guantánamo y la tortura de prisioneros. Sobre el tema, ABC News publicó una lista de cárceles secretas a las cuales se trasladará a los prisioneros de Guantánamo. La lista incluye Camp Pendleton en California; Fuerte Leavenworth en Kansas, La Marina en Miramar Air Station, California, y Brig Naval en Carolina del Sur. Una orden ejecutiva que firmó el presidente señala que “se continuaría con las prácticas de rendición“, lo que Los Angeles Times llamó “abducciones secretas”.

El periódico señala que, de acuerdo a las órdenes ejecutivas emitidas por Obama, “la CIA todavía tiene autoridad para llevar a cabo las entregas, los secuestros y traslados secretos de prisioneros a los países que cooperan con los Estados Unidos“.

LA INFLUENCIA DE WALL STREET

Otro hecho que siembra dudas sobre el gobierno de Obama es que eligió para su administración a lo más selecto de Wall Street, es decir, a la elite financiera de Estados Unidos. El analista geopolítico norteamericano Webster Tarpley, constata que la lista de elegidos de Obama es todo Wall Street, “no hay nadie de la industria pesada, del sector automotriz, de Sillicon Valley, de Big Oil, de Defensa, obreros, mujeres, jubilados o pequeños negocios”, aclara.

Alex Jones coincide en que el nuevo presidente es financiado por la misma red de intereses globales que apoyaba al gobierno de Bush y a Richard Nixon, “es la misma elite, el establishment angloamericano“, precisa. En la misma línea, Gerald Celente critica la hipocresía del actual mandatario afirmando que “terminó siendo un presidente para Wall Street“, esto es “la muerte del Estado y el apoyo a los poderes corporativos”.

El equipo económico del actual presidente son ex ejecutivos de Wall Street como Peter Orzsag, jefe de Gestión y Presupuesto; Timothy Geithner, secretario del Tesoro; Larry Summers, jefe del Consejo Económico Nacional, y ex secretario del Tesoro de Bill Clinton; y Robert Rubin, actual asesor en temas económicos del Presidente y ex secretario del Tesoro de Clinton.

LOS GRUPOS DE PODER

Los hombres seleccionados por Obama pertenecen a una serie de organizaciones de escaso conocimiento público. Al menos 10 funcionarios de la Casa Blanca forman parte del Club Bilderberg, organización que reúne a 130 individuos de elite todos los años en secreto para definir una agenda global; del Consejo de Relaciones Exteriores, institución de unas 3 mil personalidades, el think thank más influyente en la política exterior de EE.UU.; o de la Comisión Trilateral, que se distingue de Bilderberg por ser una organización abierta que incluye a miembros de Japón (ver recuadro).
Alex Jones explica que la Comisión Trilateral “ha publicado abiertamente que están buscando formar un gobierno mundial”. En el caso de Bilberberg, Jones afirma “que el Club Bilderberg se jacta de haber co-inventado la Unión Europea y de endeudar a los países pobres para usarlos como marionetas”.

Por su parte, el Council on Foreign Relations es un grupo encargado de promover y coordinar todos los grupos de mesa redonda en Estados Unidos. Basta considerar que el CFR desde 1921 ha dominado todas las administraciones del país del norte. El periodista norteamericano reveló además que el actual presidente estuvo en el último meeting del Club Bilderberg: “tengo fuentes en Bilderberg que señalan que Barak Obama asistió a la reunión 2008”.

Anexo 1

Entrevista a Gerald Celente, director del Trends Research Institute de Nueva York,
prestigioso instituto de tendencias económicas.

Gerald Celense es un intelectual norteamericano, considerado el cuarto mejor pronosticador económico del mundo. Medios de comunicación de todas las tendencias lo incluyen en sus informes debido a la extrema certeza a la hora de predecir el panorama futuro. Luego de que Barak Obama fue electo y de conocer la opinión crítica de Celente, quisimos saber más sobre su análisis del nuevo gobierno.


¿Por qué considera que Obama no representa un cambio?

Obama ha tendido a adoptar la misma política de Bush en términos económicos. Esto es hipocresía, porque se supone que íbamos a tener un presidente que fuese “popular”. Y terminó siendo un Presidente para Wall Street, en el sentido que llevó a cabo los planes de Bush; esto es más de lo mismo: 787 billones de dólares en el plan de estímulo, 700 billones en recapitalización, 700 billones para los proveedores de piezas (para la industria automotriz) En definitiva, la muerte del Estado y el apoyo a los poderes corporativos. Para Benito Mussolini esto es fascismo –en cambio, socialismo es igualdad-, lo que hace Obama es enriquecer a quienes ya son ricos. Si observamos cuál es el equipo que lo apoya; es Wall Street, los muchachos de Goldman Sachs (Holding bancario que fue el segundo mayor donante a la campaña de Obama). La gente que está dentro su gobierno pertenece a Wall Street: Timothy Geithner era el ex presidente de la Reserva Federal de Nueva York, Larry Summers, Robert Rubin, son del mismo grupo. El mismo grupo esta ahí.
No sé si sabe que existe un acta llamada Glass Steagal Act, que era un acta bancaria que siguió a la depresión económica (1930). Fue estipulada para que los bancos no pudieran especular, para que no se convirtieran en compañías de seguros. La desregulación de la Glass Steagal ocurrió después de la administración de Clinton, bajo el tutelaje de Robert Rubin, y luego con Larry Summers, el secretario del Tesoro de Clinton. Esta es la misma gente que ha desregulado Wall Street para permitir estos CDOS (obligaciones de deuda con garantía), derivados (que se basan en otro activo), etc. Las mismas personas que causaron el problema están hoy en el gobierno. No hay cambio alguno, nadie en el sistema que sea nuevo.
Yo tengo 62 años, no hay presidente en la memoria de USA que haya llevado tantos miembros de la “cabina de mando” al Departamento de Defensa, como lo hizo Obama. El ex secretario de Defensa de Bush, Robert Gates, por ejemplo, ¡esto no es un cambio! Si alguien cree que eso es cambio puede creerlo. Pero también puedes creer en Santa Claus. Quiero decir, ¿como puede esto significar un cambio?, cuando la misma gente que estaba en el poder lo está nuevamente: James Jones; el equipo de Seguridad Nacional es un remake de Bush. ¡No hay cambio en eso! ¡No hay cambio en la estructura económica! ¡Están las mismas personas que causaron el problema!


Muchos no entienden cuál es el origen de la crisis ¿Quiénes fueron las personas responsables y cómo se llevó a cabo?

Nosotros sabíamos que esto iba a suceder. Yo escribí un artículo en el New York Times el año 1998. Que fue llamado “Capitalismo para Cobardes”. Era el comienzo del rescate de Wall Street; tan pronto ellos se enteraron que estaban en problemas. De esta forma fue que comenzó el problema. Vaya atrás a marzo del 2000. Acontece la gran crisis de las compañías “.com”. La especulación en las compañías de alta tecnología, el mercado quebró. En vez de llevar a cabo una deflación, la Reserva Federal, bajo Alan Greenspan, comenzó a bajar las tasas de interés. Esto creó la “burbuja” del Estado. La publicidad en la televisión, en los diarios y en al radio era: “Solicita préstamos para tu hogar”, “Refinancia tu casa”, “Puedes ir de vacaciones”, “Puedes refaccionar tu casa”, “Puedes ir de Shopping”, “Puedes hacer todo lo que quieras con este dinero que se te está prestando”. Lo que ellos hicieron fue bajar las tasas de interés, para poder obtener dinero barato. Y esto causó el problema, esto llevó a la desregulación del sistema financiero, responsable de lo que sucedió.

Anexo 2

Funcionarios de la Casa Blanca miembros del Club Bilderberg (BG), el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) o de la Comisión Trilateral (TC)

Algunos personeros de Obama son Hillary Clinton, secretaria de Estado (BG y CFR), Timothy Geithner, secretario del Tesoro (BG y TC), Susan Rice, embajadora ante la ONU (TC), General James L. Jones, consejero de Seguridad Nacional (BG, CFR y TC),Thomas Donilon, sustituto del Consejero de Seguridad Nacional (CFR y TC), Henry Kissinger, representante especial del Departamento de Estado (BG, CFR, TC), Paul Volcker, presidente del Comité de Recuperación Económica (BG, CFR y TC), Almirante Dennis C. Blair, director de Inteligencia Nacional (BG, CFR y TC), Robert Gates, secretario de Defensa (BG, CFR y TC), James Steinberg, sustituto del Secretario de Estado (BG, CFR y TC), Richard M. Hass, representante especial del Departamento de Estado (BG, TC y presidente del CFR), Alan Greenspan, Consejero Presidencial (BG, CFR y TC), Richard C. Holbrooke, representante especial del Departamento de Estado (BG, CFR y TC).

por Francisco Luna

El Ciudadano

No more articles