Según publica el diario La Tercera mientras los equipos de la Cancillería chilena y del Departamento de Estado, de Estados Unidos, ultimaban los detalles de la próxima visita del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, se dio el espacio para que pidiera hablar de Corea del Norte en su paso por Santiago no llamó la atención de la diplomacia.

Lo que sí causó sorpresa fue que entre sus planteamientos estuviera la posibilidad de que Chile cortara relaciones diplomáticas con el régimen de Kim Jong-un.

La diplomacia chilena explicó a los asesores y colaboradores de Pence que si bien Chile mantiene relaciones diplomáticas con Corea del Norte, estas son, en la práctica, de “papel”.

Chile y Corea del Norte establecieron relaciones en noviembre de 1970, poco después del triunfo del Presidente Salvador Allende. Tras el Golpe de Estado, en 1973, Pinochet rompió las relaciones, las que volvieron a restablecerse recién en 1992, tras la recuperación de la democracia.

No more articles