Como un proyecto “largamente anhelado” por los habitantes de Rapa Nui catalogaron los integrantes de la Comisión de Gobierno, Regionalización y Descentralización, el mensaje, en segundo trámite constitucional, que regula el ejercicio de los derechos a residir, permanecer y trasladarse hacia y desde el territorio especial de Isla de Pascua.

El articulado fue despachado ahora a la Comisión de Hacienda de la Cámara Alta, donde se deberán analizar los puntos de su competencia y, según expresó el presidente de la Comisión de Gobierno, el senador Rabindranath Quinteros, “esperamos que se convierta en ley a fines de año”.

Entre los aspectos que se desprenden del texto legal están el disponer que, por regla general, toda persona chilena o extranjera que ingrese a Isla de Pascua, podrá permanecer en ella por un período máximo de 30 días, durante el cual queda impedido de realizar en ella actividades remuneradas.

Respecto de esto último, el texto legal contemplará que “a) Las personas que hubieren ingresado al territorio especial de conformidad a lo establecido en el artículo 5, no podrán celebrar contratos de trabajo ni ejercer actividades económicas de manera independiente, de acuerdo con lo dispuesto en la letra g) del artículo 6″.

 

A juicio del senador Quinteros “acá se recogen las inquietudes de los habitantes de Rapa Nui, quienes nos las hicieron presente en varias reuniones, especialmente lo referido a las atribuciones especiales que se les están entregando, para que podamos mantener lo que es hoy en día Isla de Pascua”.

Además, agregó que se consideran los límites, la sobrecarga, los períodos de latencia, lo que significa la descendencia, qué pasa con la gente que está trabajando. “Todo esto está legislado, en esta Comisión, según lo que nos hicieron presente los pascuenses”, aseguró el parlamentario.

Al término de la Comisión de Gobierno, Rodrigo Cifuentes, Subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo, destacó el despacho en particular, especialmente porque -a su juicio- “este proyecto en esencia es muy descentralizador. Reconoce un mandato constitucional en Isla de Pascua respecto de un territorio insular, que va a tener una condición muy particular, la única y por primera vez en Chile”.

No more articles