Esta mañana se conoció el veredicto absolutorio para los once imputados en el caso Luchsinger Mackay. La decisión del juez José Ignacio Rau descartó las pruebas presentadas por la fiscalía, así como el carácter terrorista del ataque incendiario que terminó con la vida del matrimonio en enero de 2013.

Sin embargo, las miradas de la derecha pasaron por alto el deficitario trabajo de la fiscalía. Incluso algunos de sus personeros manifestaron una opinión cuestionando la decisión judicial, en un claro ejercicio de cinismo, considerando que dicho sector apela al manoseado “respeto por las instituciones”.

A continuación, algunas de las reacciones tuiteras más vergonzosas.

No more articles