Los trolls y bots como piezas claves en la campaña sucia de Piñera


9 October 11:10
#Chile, #Política

Sebastian Piñera usa su fortuna para colocar su imagen en altos niveles de reconocimiento gracias a sus empresas de bots y trolls. Con una maquinaria bien aceitada, con buenas conexiones y una estrategia para la confusión de los chilenos habría  implementado un aparato para inflar índices de popularidad y de intención de voto en las redes sociales.

A través del “marketing de contenidos”, “marketing digital” y “gestión de reputación”, intenta crear la percepción de una persona cercana y accesible al pueblo. Todo esto lo hace a través de la empresa “SOCIALMENTE”, propiedad del empresario Juan Pallerano. Hay varios indicios de esa relación, pero sobre todo sus allegados conocen de cerca cómo actúan estos aparatos de trolls y bots.

Piñera y Pallerano se cuidan de no hacer visible su relación laboral. La campaña de Piñera contrata los servicios de SOCIALMENTE a través de una de sus empresas, donde tienen intereses, pero no aparece legalmente. Por su parte, Pallerano tampoco hace visible el trabajo de su empresa a favor del candidato, para esto se sirve de los conocidos “trolls”.

Los “trolls”, son cuentas en las redes sociales que no pertenecen a personas reales, son perfiles falsos, inactivos o creados específicamente para los meses de campaña, empleados para emitir mensajes proselitistas, difamar a los adversarios y posicionar temas (trending topic) que pueden o no ser en apoyo al candidato que paga por estos servicios.

Para hacer funcionar a estos trolls, cada empleado de SOCIALMENTE tiene asignadas 100 cuentas falsas. En total, 15 empleados manejan 1500 cuentas para la campaña de Piñera.

Y ¿por qué tomarse tantas molestias si Piñera tiene a los medios tradicionales a su favor?

En primer lugar, para los televidentes es cada vez es más evidente el trato preferencial que tienen los periodistas para con el candidato Sebastián Piñera. En la entrevista del 24 de septiembre, en el programa Tolerancia Cero, se puede ver cómo los panelistas realizan preguntas, frente a las cuales el candidato Piñera divaga, mientras los entrevistadores escuchan sin presionar para obtener respuestas.

En segundo lugar, los candidatos trabajan para conquistar a los usuarios de internet. En Chile suman más de 11 millones las personas con acceso a las Redes Sociales y hay 9 millones de smartphones conectados.

En este sentido, Piñera se sabe en desventaja. Mientras sus adversarios por llegar a La Moneda han logrado capitalizar en las redes sociales el apoyo de sus partidarios. El candidato de la centro-derecha hace uso de estas prácticas poco éticas para contrarrestar las menciones negativas que constantemente recibe en redes como Twitter y Facebook.

Un estudio de la propia empresa “SOCIALMENTE” pone al descubierto que el candidato Piñera es el más mencionado en Twitter, pero al analizar si estas menciones son positivas o negativas, obtenemos que el 58% son negativas, 33% son positivas y 9% son informativas.

Fuente: ElAustralDigital

El Ciudadano
Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.