En la sesión de ayer  martes 5 de diciembre, la comisión de Constitución de la Cámara detuvo la iniciativa ingresada por el gobierno que busca modificar el capítulo XV de la Constitución y que establece el mecanismo para reformar el texto, a pesar de que el Ejecutivo le puso suma urgencia al debate.

Esto gracias a la votación del inciso que dispone la posibilidad de que el Congreso convoque a una convención constituyente con el voto favorable de 2/3 de los diputados y senadores, Fuad Chahín y Ricardo Rincón -ambos DC- se abstuvieron de votar, mientras que Aldo Cornejo, de la falange, no asistió.

La medida sí obtuvo el respaldo de cinco legisladores oficialistas y, cinco rechazos de la oposición, sentenciando el progreso del proyecto.

Al respecto, el ministro de la Segpres, Gabriel de la Fuente, sostuvo que “aquí se produce una paradoja: de que se aprueba una idea de legislar respecto de una idea matriz, que es la creación de una convención constitucional, y luego, por la metodología de la votación, se rechaza justamente lo mismo que se había aprobado en general”.

Finalmente, el secretario de Estado declaró que “vamos a establecer los puentes y las conversaciones que sean necesarias con los diputados para llegar a consenso”.

Para salvar el proyecto el Gobierno presentará un nuevo texto y debió solicitar la suspensión de las votaciones en particular para retomarlas la próxima semana con tal de alinear posturas dentro del oficialismo.

No more articles