Costos sumamente altos está pagando el candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera, por poner en duda la neutralidad de las últimas elecciones, realizadas el pasado domingo 19 de noviembre.

El radio ADN, el abanderado de derecha sostuvo que “hay algunos que se pasan de vivos. Usted vio que muchos votos en las mesas estaban marcados previamente (…) por Guillier y por Sánchez, no por nosotros”.

Desde el Gobierno lo criticaron por cuestionar la independencia del Servicio Electoral. En esa institución desestimaron la acusación porque en sus registros no se perfila la situación descrita por Piñera. Mientras que la ex candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, reaccionó y entregó su apoyo a Alejandro Guillier, culpando a Piñera de “cruzar todo límite”.

Sin embargo, esta mañana los cuestionamientos vinieron desde su propia coalición. La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, rechazó los dichos de su abanderado. “Yo creo que fue innecesario”, afirmó en Tele13 Radio.

“No voy a defender caballos cojos, pero partamos de que no es una mentira, es un hecho, no es un hecho masivo, pero creo que fue innecesario”, añadió la senadora.

No more articles