La Última Frontera es el nombre que recibe el juego desarrollado bajo la dirección de David Caloguera, adjudicado como parte del programa Explora con el objeto de la “Divulgación de Ciencia y Tecnología”. El juego  que se remonta al siglo XVIII para describir y adentrar a los usuarios en el período colonial chileno, en especial en la relación de españoles y pueblo mapuche de intercambio de bienes y personas.

El juego desarrollado a instancias de la Universidad Finis Terrae ilustrará el modo en el que la interacción social, económica, cultural, religiosa y políticas, “fueron consolidando una sociedad de frontera y cuya proyección y resultados se perciben hasta nuestros días”, señalan en la presentación de su proyecto.

El proyecto nace del interés de sus creadores de “explorar nuevas formas de interacción y aprendizaje de la historia, usando ‘nuevos’ medios, como son los videojuegos” declaran en su sitio web.

Por otra parte, señalan que son escolares el público objetivo del juego: “Creemos que esta herramienta permitirá a los estudiantes vivenciar, dentro de un entorno lúdico, las dinámicas e interacciones de la época”. Y resaltan que los nuevos medios abren las posibilidades. En particular, la de “lograr un aprendizaje activo y basado en la experiencia, donde los estudiantes aprenden ‘haciendo’, descubriendo por si solos mientras interactúan con esta simulación, de las relaciones entre españoles y mapuche”.

La Última Frontera ya ha tenido sus primeros contactos con estudiantes. Destaca la realización de una prueba piloto en el Liceo Murialdo en Recoleta. El balance realizado a propósito de esa jornada, es que “seguimos puliendo nuestro juego para mejorar lo más posible el resultado”.

No more articles