Otros machi le han recomendado no iniciar el ayuno

Machi Celestino Córdova anuncia huelga de hambre si no le permiten salir de la cárcel para realizar rito sagrado

Córdova fue condenado a 18 años por el ataque incendiario que significó la muerte del matrimonio Luchsinger-Mackay en enero de 2013. Solicitó a Gendarmería permiso por 48 horas para “hacer el cambio de rewe”.

Hasta el Hospital Intercultural de Nueva Imperial debía llegar el machi Celestino Córdova, único condenado por el ataque incendiario que derivó en la muerte del matrimonio Luchsinger-Mackay, pero Gendarmería no efectuó el traslado que habría sido acordado para el pasado martes 3 de octubre. Eso denunciaron Jimy Marilao y Ana Llao, ambos werkénes (voceros), el primero de Córdova y la segunda de la organización mapuche Ad-Mapu.

“El machi fue llevado el día 12 de septiembre al Hospital Intercultural, donde fue atendido por otro machi, (quien) le hizo un chequeo y le entregó un informe sobre mapuche Kuträn, como podríamos decir, algo paliativo solamente. En ese contexto, el machi lo dejó citado para hospitalizarlo por el día de ayer, porque él tiene que hacerle un diagnóstico más certero”, detalló Ana Llao a Radio Kurruf, durante un punto de prensa realizado el miércoles 4 de octubre.

Según explicaron ambos dirigentes, desde el año 2013 el machi Celestino Córdova ha solicitado un mejoramiento de las condiciones carcelarias, además de demandar una autorización para que pueda salir de la cárcel de Temuco, lugar donde cumple una condena por 18 años, con el fin de realizar una ceremonia en su comunidad.

Jimy Marilao dijo que la solicitud a Gendarmería tiene como objetivo que “se le autorice para que él pueda salir del penal e ir a su comunidad, a su rewe específicamente, para que él pueda hacer su ceremonia, que como machi todos los años tiene que realizarse”.

Ana Llao

El werkén del machi precisó que se trata de “una ceremonia espiritual, de suma importancia. Y esto a causa de una serie de situaciones que han venido pasándole a Celestino Córdova, ya que él como machi, al estar lejos y desarraigado de su rewe, de su lof y de todo lo que comprende la naturaleza, se ha enfermado espiritualmente, una enfermedad de machi (Machi Kuträn). Ha venido sufriendo serios daños físicos, producto del trato de Gendarmería. Si no se realiza la ceremonia, él corre riesgo de terminar perdiendo su vida”.

En tanto, Ana Llao informó que “el machi lo que está pidiendo son 48 horas para ir a se rewe, para hacer el cambio de rewe, para hacerse volver otra vez a tener ese newen espiritual propio”.

“Gendarmería ha negado en reiteradas veces esta petición, aludiendo que es un tema de seguridad. Nosotros creemos que ese no es el problema, ya que es un tema político, por lo tanto, tampoco no entendemos cómo se le restringe a un ser humano el derecho y el acceso a la salud, en este caso, a un mapuche es una doble condena”, añadió el vocero.

El riesgo de la huelga de hambre

Marilao afirmó que la Corte Suprema decidirá finalmente si se concede a Celestino Córdova la autorización para hacer la ceremonia fuera del recinto penal. Sin embargo, el panorama podría empeorar en caso de que el máximo tribunal niegue la solicitud de la autoridad ancestral mapuche.

Si no se autoriza la salida al rewe por un tema de salud, el machi ha decidido iniciar una huelga de hambre hasta sus últimas consecuencias y eso es responsabilidad de Gendarmería y del Estado de Chile”, afirmó el werkén del machi.

Jimy Marilao

En estos momentos, el riesgo de una huelga de hambre es un tema de especial sensibilidad, a propósito de la huelga de hambre protagonizada por los mapuche acusados de quemar una iglesia en Padre Las Casas, proceso que aún mantiene a uno de los comuneros en ayuno.

“Lo han visitado varios machi que le recomiendan que no haga esta huelga de hambre, porque no es, desde el punto de vista del newen propio, porque el tema del machi Kuträn es muy diferente a la enfermedad común del mapuche, que a lo mejor nos sentimos afuera”, contó Ana Llao a Radio Kurruf.

Por su parte, Jimy Marilao recordó que “la machi Francisca Linconao en su momento pidió, también de la misma forma, poder salir del penal a hacer un ngillatun, cosa que se hizo perfectamente y sin ningún problema. Ahí hay un antecedente claro y, en este caso, Gendarmería tiene experiencia”.

El Ciudadano
Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.