México: cuando la sabiduría de los pueblos originarios respalda la lucha por los derechos de las mujeres

Mujeres originarias de cinco etnias del Istmo de Tehuantepec, en México, se reunieron para manifestarse en contra de la violencia que viven las mujeres en Oaxaca en el marco del V Encuentro Regional de Mujeres Indígenas. Teniendo en cuenta que las mujeres son las principales conservadoras de las lenguas originarias de los pueblos ancestrales, ¿cómo convive su cultura con la lucha feminista?


14 March, 2017 08:03
#Derechos Humanos, #Género, #Latinoamerica, #México, #Pueblos

Mujeres líderes en cargos comunitarios y municipales de distintas regiones del Itsmo, en México, marcharon para pedir que no haya más abusos, feminicidios y violencia, desde psicológica hasta obstétrica y territorial. Este importante hecho sucedió en el marco de las marchas continentales y mundiales por el Día de la Mujer, donde por primera vez en la historia se masificó el reclamo por la igualdad y equidad de derechos en una fecha donde antes se solían regalar flores y bombones.

Las mujeres originarias coincidieron que existe una tendencia al alza de la violencia de género, la cual sería principalmente causada por la crisis económica que atraviesa México y las pocas acciones para combatir el machismo y la subordinación de las mujeres por parte de las autoridades en México. En ese sentido, exhortaron a las autoridades del Estado mexicano a que tomen medidas eficaces para combatir este problema.

Para ello, las manifestantes fueron muy claras al respecto, y señalaron la importancia de que los funcionarios no se queden únicamente en discursos y fotos para los medios de comunicación,  sino que se realicen acciones concretas para que las mujeres dejen de padecer mala atención médica, pues denuncian que los servicios siguen siendo insuficientes y de poca calidad.

mujeres originarias

“Las mujeres exigimos un alto a la violencia política que obstaculiza el ejercicio del derecho a la participación de las mujeres en las comunidades, en los municipios y en los partidos políticos, por parte del mismo gobierno, por parte de hombres que se sienten amenazados con nuestra participación. Basta de injurias, descalificaciones y agresiones.”, fue uno de los reclamos que más fuerza tomó en el evento que contó con la participación de mujeres mixes, mixtecas, zapotecas, ikoots y mestizas, integrantes del CDM Nääxwiin y de organizaciones que participan en la Red Interinstitucional, según informó el portal El imparcial.

Esta marcha cobra vital importancia ya que nuclea en su interior dos históricos reclamos que, a principios del siglo XXI, parecen cobrar una vitalidad mucho más poderosa: la lucha de los pueblos originarios por sus derechos y la búsqueda del feminismo para acabar con las desigualdades que sufren las mujeres a nivel mundial. A este panorama esperanzador hay que sumarle otro factor importante: las mujeres son las principales preservadoras de las lenguas originarias y base sólida de los hogares indígenas, tal como informó el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI) de México.

En el gigantesco país del norte americano, de los 25.6 millones de personas que se autoadscriben como indígenas, 7.3 millones son hablantes de alguna lengua originaria, y de ese porcentaje, el 51.3 por ciento son mujeres hablantes de algunas de las 68 lenguas indígenas que hay en el país, según la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), lo que conlleva a pensar la importancia que tiene la mujer originaria en México hoy en día no solo para transmitir su cultura ancestral, sino también para ser una puerta más a la lucha por el feminismo y el fin del maltrato y explotación hacia la mujer.

En este contexto de ebullición de las luchas por la igualdad de género y la visibilización de la violencia y la injusticia que sufren cotidianamente las mujeres, es necesario prestar atención al rol que las mujeres originarias van a tener en una lucha que, además de ser necesaria, ya es absolutamente irreversible.

Por Gustavo Yuste
@gusyuste

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.