Desde la agrupación Altos Petros, de Putaendo, denunciaron esta semana un nuevo y grave daño ocurrido en el sector de Punta Blanca, también llamada “La Parra”, en Piguchén, sector de grandes rocas y hasta donde accedió una empresa contratista de OHL a sacar material para construcción de la nueva carretera CH60, que se construye a lo largo del río Aconcagua, en San Felipe.

Según declaró Ítalo García, vocero de la agrupación , aún no se ha podido determinar la cuantía del daño pues la maquinaria pesada arrasó con los roqueríos, derrumbando y destrozando grandes trozos de piedra, donde habían varios petroglifos. Ahora, García se aboca a realizar la reconstrucción fotográfica del sector, para lograr establecer la situación base, antes de los trabajos de la contratista, y poder así evaluar el daño, que considera de mayor gravedad que otro anteriormente denunciado.

Tras el estudio de los antecedentes, agrega el reporte, García espera así reunir más antecedentes para, junto al Municipio de Putaendo, formalizar la denuncia ante el Consejo de Monumentos Nacionales, CMN, y su Comisión de Patrimonio Arquelógico. A su parecer, esta vez OHL tendrá que dar una mejor respuesta, puesto que la zona donde se trabajó no fue declarada por la empresa como lugar de extracción de áridos, y la maquinaria ingresó por varios lugares, dejando destrozado este patrimonio natural de Putaendo.

En ese sentido, el lugar de explotación de áridos fue utilizado como si fuese una cantera, pero la declaración de tal no existe -dice García-, por lo que es abiertamente “una cantera ilegal, no como en la denuncia anterior que sí se trabajó en una cantera autorizada como tal”. Por ello, dada la gravedad de esta situación, descubierta durante el pasado fin de semana, se solicitará también a la Gobernación de San Felipe que acompañe la denuncia ante el CMN.

Debe hacerse presente que, según lo establece el artículo 21º de la Ley de Monumentos Nacionales, los lugares, ruinas, yacimientos y piezas confeccionadas o utilizadas por el ser humano, existentes sobre o bajo la superficie del territorio nacional, son Monumentos Arqueológicos (MA), pertenecen al Estado y son considerados MA por el solo ministerio de la ley, por tanto, no necesitan de un proceso de declaratoria. Entre ellos destacan: lugares donde habitaron o fueron sepultados grupos indígenas prehispánicos, pukara o lugares defensivos, piedras tacitas, conchales, geoglífos, petroglifos y una variedad de otros vestigios.

Sin embargo, en Putaendo, la zona donde se emplaza el yacimiento no cuenta con ninguna señalización ni medidas de seguridad que impidan que se les provoque daño, aunque fuese por desconocimiento. Por este motivo, desde la agrupación Altos Petros se hizo un llamado a los visitantes o personas del lugar, que tengan más antecedentes sobre esta situación, a hacerlos llegar al correo electrónico [email protected], para así poder complementar la denuncia.

No more articles