Luego de un empate de 9 votos en la aprobación del proyecto “Los Vilos: Planta de Tratamiento Físico de Aguas Servidas y Emisario Submarino”, propuesto por la empresa Aguas del Valle S.A, los integrantes de la Comisión Regional del Medio Ambiente, COREMA, resolvieron oponerse a la iniciativa de $2 mil 960 millones, cuya vida útil es de 20 años

Tras un amplio debate de las pruebas concedidas por cada uno de los Servicios Públicos que informaron este proyecto, la COREMA concluyó votarlo con condiciones; entre ellas: mejorar la periodicidad del monitoreo de las aguas que se propuso hacerlo mensualmente y no cada seis meses como postulaba Aguas del Valle; extender el ducto submarino en un kilómetro; y finalmente, que el proyecto permita reducir aún más el número de coliformes, de 70 nmp/100ml que exige la Ley a 14 nmp/100ml que es lo que actualmente exigen los mercados de destinos de los productos marinos chilenos.
Ante la división de la COREMA, que se estaba pronunciando en votar el proyecto el lunes 6 de noviembre, el gerente de Aguas del Valle, Ricardo Lalanne, aseguró que la empresa tiene la capacidad de reducir el límite exigido por la ley y bajar de 70 a 14 el número de coliformes en la Bahía de Los Vilos, pero “debía aprobarse el proyecto”, lo que fue inmediatamente rechazado por los integrantes de este organismo.
“No es un capricho de la empresa el que propongamos 70 nmp/100ml, así lo exige la ley. De hecho las empresas sanitarias están muy reguladas y se cumple de hecho con una exigencia que es del Estado, que nos pide tiempo y tipos de proyectos, que estamos cumpliendo. Es el Estado el que determina dónde se deben construir emisarios y dónde es válido otra solución, y eso lo hace a través de su formativa, que hoy estamos cumpliendo”, sostuvo Ricardo Lalanne.
Según lo que indicó el Intendente Ricardo Cifuentes, Presidente de la COREMA; “Estas cosas son complejas y a veces uno tiene que tomar decisiones drásticas. Ha habido una presentación que adolecía, en mi criterio, de muchos problemas. No es posible que una sesión como ésta, la empresa a última hora intente modificar el proyecto. A mí me parece que eso es poco riguroso. Yo he emitido un voto negativo, fundamentalmente porque el proceso que ha hecho la empresa en este proyecto ha sido muy poco prolijo”, indicó el Intendente Ricardo Cifuentes.
En la votación de la COREMA fue decisiva la intervención de los pescadores de Los Vilos presentes en la sesión. Fernando Tirado presidente de la Federación de Pescadores Artesanales, sostuvo que en general “la gente de Los Vilos rechaza este proyecto, porque atenta contra nuestras familias, contra nuestra fuentes de trabajo. Si contaminamos nuestras aguas, entonces no tendremos con qué vivir”. Según afirmó Tirado, existe rechazo general al proyecto de emisario, habiendo un tramo de apenas 10 metros que separa a un área de manejo del tubo emisor.
De acuerdo con el gerente de Aguas del Valle, Ricardo Lalanne, habrá que esperar las resoluciones y en base a eso determinar los pasos a seguir. “Evidentemente que esto demora mucho el proyecto. Esta es una exigencia que nos hace el Estado a través de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, y con esto es evidente que los pasos no se cumplen”.
Si bien no determinó fechas, lo pronto es que Aguas del Valle apele al Consejo de Ministros para revertir esta medida, asegurando que se ha cumplido con la normativa ambiental exigida por la Ley 19.300.

No more articles