Cuatro Carabineros fueron dados de baja y quedaron en prisión preventiva, en el marco del caso que investiga la desaparición de 28 armas de la Primera Comisaría de Iquique.

Según consigna Soy Iquique, el coronel Rolando Ilabaca dijo esperar que “fue necesario colocar a cuatro ex Carabineros a disposición de la Fiscalía para que resuelvan la responsabilidad que podrían tener”, dijo el uniformado, quien agregó que la institución tomó la medida de suspender momentáneamente al mayor Ramón Rost, quien estaba como comisario de la Primera Comisaría de Iquique.

“Al comisario se le aplicó la figura que es liberación de servicio por la posible responsabilidad en función de su cargo. De no tener responsabilidad, se podría después integrar a Carabineros”, explicó el coronel, quien además descartó la teoría de que una de las armas perdidas haya sido usada en el crimen de Rosalva, la mujer boliviana que fue hallada muerta en el zig zag de Alto Hospicio.

No more articles