También acusan al organizador de "lucrar" con el evento

Valparaíso: Vecinos y comerciantes presentan recurso de protección para impedir realización del Carnaval de los Mil Tambores

A una semana de la realización de la emblemática fiesta, la polémica por sus efectos secundarios en la ciudad-puerto está al rojo vivo: "Las autoridades están amedrentadas por los Mil Tambores, esto es un cacho para todos (...) los vemos muy amedrentados, y los vecinos más aún, porque sufrimos incluso un riesgo físico", señaló Boris Kuleba, secretario de la Junta de Vecinos del cerro San Juan de Dios.

24 September 14:09
#Chile, #Portada, #Regiones

Un total de seis juntas de vecinos de Valparaíso, junto a la agrupación Comercio Unido, decidieron que se opondrán a toda costa a que se efectúe el tradicional Carnaval Mil Tambores, programado para el fin de semana del 29 y 30 de septiembre, y 1 de octubre, en Valparaíso. Por ello, determinaron presentar un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones para que dirima si esta fiesta se puede realizar o no.

Según consigna el Diario El Mercurio de Valparaíso, la razón de los vecinos y comerciantes radica en que durante el evento no sólo hay expresiones artísticas, sino que también se producen desmanes, peleas, agresiones a los habitantes del sector, quedando además toneladas de basura en las calles una vez finalizado el carnaval.

La presidenta de la Junta de Vecinos del cerro Concepción, Gilda Llorente, que además representa a las seis juntas de vecinos de los sectores donde se concentran los visitantes durante los días del Carnaval, dijo que contaban con el compromiso del gobernador provincial, Jorge Dip, “para entregarnos el número de resolución de autorización para poder poner el recurso. El lunes vamos a estar de nuevo en la Gobernación solicitando esta resolución, porque el gobernador ya nos dijo que lo va a autorizar. El temor es que haya más destrozos en la ciudad si no se da la autorización”, declaró la dirigente a El Mercurio porteño.

El secretario de la Junta de Vecinos 69 del cerro San Juan de Dios, Boris Kuleba, fue más allá e indicó que “las autoridades están amedrentadas por los Mil Tambores, esto es un cacho para todos, las autoridades tratan de esquivar lo más posible el tema, no lo enfrentan, los vemos muy amedrentados, y los vecinos más aún, porque sufrimos incluso un riesgo físico. Ha habido casas y vehículos destrozados, vecinos agredidos, saqueos a residencias, sin embargo en la evaluación final eso no figura para las autoridades”, sostuvo Kuleba.

Por su parte, el representante de la agrupación Comercio Unido, Héctor Arancibia, declaró que “lo que pretende el organizador, y lo que ha hecho durante 16 años, es que le autoricen el evento como una marcha, porque ahí él no gasta nada, a diferencia de si es por evento masivo, porque eso significa que hay un mayor control de Carabineros, tiene que tener guardias y baños químicos, entonces se ha demorado la autorización, porque el organizador sigue insistiendo en lo mismo”.

En ese sentido, los vecinos señalaron que de no prosperar el recurso de protección que van a presentar, van a seguir presentando acciones judiciales y cívicas contra los organizadores y las entidades que otorgaron los permisos.

Uno de los aludidos, el organizador histórico del carnaval, Santiago Aguilar, respondió a El Mercurio que efectivamente solicitó autorización para una marcha, pero el permiso incluye algunos requisitos que deben cumplir. “Esto va a ser una marcha carnavalesca en contra de todos los vecinos y personas que están tratando de inhibir el derecho de reunión”, apuntó, desafiando de paso a sus detractores a organizar una marcha similar con los que no quieren el carnaval.

Otro punto en el que Aguilar también es cuestionado por los vecinos, es por supuestamente “lucrar” con la producción de los Mil Tambores: “Existe un aprovechamiento del organizador al pedir el permiso como marcha, y la Gobernación se lo entrega por el día que él lo está solicitando, que es el domingo, pero los demás días es cuando más queda la escoba aquí en Valparaíso, mientras él lucra en otras cosas, como las ferias anexas”, en las cuales se cobraría hasta 90 mil pesos por stand, denuncia Héctor Arancibia.

Sobre esta acusación, Santiago Aguilar responde que “el objetivo no es el lucro” sino poder cubrir los gastos en que incurre la organización del carnaval.

Fuente: El Martutino
Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.