Un 7,5% de crecimiento registraron las ventas de comida rápida o “chatarra” durante el tercer trimestre de 2017, en relación a igual período del año anterior, informó la Cámara Nacional de Comercio, alza que encendió las alarmas en el Colegio de Nutricionistas, que calificó la situación como “preocupante”, sobre todo debido a los altos índices de obesidad que se registran en el país.

Al respecto, su presidente, Samuel Durán, declaró a radio Bío Bío que es necesario establecer un impuesto “especial” a la comida chatarra, para así evitar su abuso excesivo, o al menos, moderar la inversión que debe realizar el Estado en materia de salud, provocado por los problemas asociados a su alto consumo.

“La ley es súper clara, entonces debería hacerse una normativa aparte o una ley distinta, para regular la venta o generar un impuesto a la comida rápida, porque finalmente, en forma indirecta, se está impactando en la salud de los chilenos, y los costos de obesidad y de las enfermedades crónicas, los terminamos pagando todos”, explicó Durán a la emisora.

Por su parte, Pamela Cucci, representante de la Organización Panamericana de Salud en Chile, el acceso a la comida chatarra debe ser restringido, pues la obesidad es un problema global que se tiene que combatir desde la infancia. Para la experta, los índices que presenta nuestro país son preocupantes, pues 6 de cada 10 niños se encuentra con sobrepeso, lo que puede incidir a corto plazo en enfermedades como hipertensión o diabetes, incluso antes de la adolescencia.

En ese sentido, uno de los factores que generalmente se asocia al alto consumo de comida chatarra, es su fácil acceso para el bolsillo, debido a su bajo costo en comparación a la llamada “comida saludable”. Según el indicador que elabora el Departamento de Estudios de la CNC, el consumo promedio de comida rápida en la Región Metropolitana, reflejado en las boletas durante el último trimestre, fue de 4.901 pesos, creciendo un 7,9 por ciento, mientras que en regiones, en tanto, alcanzó los 4.564 pesos, incrementándose en 6,3 puntos porcentuales, concluye el reporte de Bío Bío.

No more articles