Se trata de los hospitales Parroquial de San Bernardo, San Francisco de Pucón y el Clínico de la Universidad Católica, todos dependientes de la Iglesia Católica.

Los recintos esperan que el fallo del Tribunal Constitucional en relación a la despenalización del aborto en tres causales abra la puerta a la objeción de conciencia institucional.

Si bien son instituciones privadas y no pertenecen a la red pública de salud, las tres reciben recursos públicos por atender pacientes Auge/GES, a través de convenios con el Ministerio de Salud y Fonasa, según ha publicado La Tercera.

“En cuanto sea posible, este recinto, al igual que el Hospital Clínico de la UC, se acogería a la objeción de conciencia institucional, sin perjuicio de la que hacen sus profesionales técnicos y médicos para el caso de la realización de abortos”, señaló el obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González (quien además es miembro del Opus Dei) al medio de Copesa.

El caso del recinto de la comuna sur de Santiago es preocupante, considerando que atiende a cerca de 400 mil personas.

No more articles