Cerveza

Un componente de la cerveza ayuda a proteger las células del cerebro contra un tipo de daño que se relaciona con ciertas enfermedades neurodegerativas, como la demencia y la enfermedad de Parkinson. Esto, por supuesto, no significa que bebiendo una cerveza diaria evitas padecer alzheimer en el futuro, desgraciadamente el componente encontrado no es tan espectacularmente bueno.

La noticia es que se ha encontrado un componente particular en la cerveza que los científicos seguirán estudiando por ser un potencial candidato a prevenir o retrasar la progresion de ciertas condiciones neurodegenerativas.

El compuesto en cuestión se llama Xanthohumol y se encuentra en el lúpulo y la cerveza. Se trata de un componente activo de la familia de los flavonoides, metabolitos que se encuentran en varias plantas y que a menudo les dan su color. El interés de estos compuestos -que se pueden encontrar también en el chocolate, las bayas o el vino tinto- ha crecido significativamente en los últimos años debido a la amplia gama de beneficios para la salud que implican cuanco se consumen en grandes cantidades.

La investigación ha sido publicada en el Journal os Agriculturl and Food Chemistry. Los resultados expusieron que al juntar células neuronales con Xanthohumol, este compuesto no sólo limpiaba las moléculas activas que estaban causando los daños neuronales, si no que además resultaba de gran ayuda para la regulación positiva de ciertos genes protectores, llamados los citoprotectores. Estas sustancias son las que encargan dentro del organismo de proteger las células frente a los efectos dañinos del estrés oxidativo provocado por la radiación o la quimioterapia.

Además, los investigadores a cargo del estudio descubrieron que el compuesto en cuestión logra en útima instancia la activación de una proteína celular llamada NF-2, que funciona como factor de transcripción. Estos factores presentes en los tramos de ADN implican una respuesta celular frente a estímulos como el estrés, las citoquinas, los antígenos bacterianos o virales, o la radiación ultravioleta. Es importante destacar que un mal funcionamiento de este complejo proteico se relaciona con el cáncer, enfermedades inlamatorias o un desarrollo inmune inadecuado.

Los resultados del estudio sugieren entonces que el Xanthohumol podría ser el candidato ideal para luchar contra enfermedades degenerativas, como el temible Alzheimer. Eso sí, no a base de beber cervezas si no a través de tratamientos basados en el uso del compuesto Xanthohumol.

No more articles