La venta de marihuana legal en las farmacias de Uruguay regulada por el Estado enfrenta sus primeras dificultades. Ocurre que varios bancos privados de capitales extranjeros cerraron o bien amenazan con cerrar las cuentas de las farmacias que comercializan cannabis debido a que el dinero que depositan proviene de una actividad restringida en gran parte de lo países y contraria a su normativa.

El prosecretario de la presidencia uruguaya, Juan Andrés Roballo, aseguró que la venta de marihuana en farmacias no se caerá, porque se viene trabajando incesantemente para sortear las dificultades planteadas por el sistema financiero “y otras que puedan surgir en el futuro”.

“Venimos interactuando al más alto nivel, con las autoridades nacionales e internacionales del sistema financiero pero no nos quedamos en eso, estamos trabajando en otros aspectos porque el objetivo central es que el expendio en farmacias siga adelante, con las debidas garantías y cuidados para el país”, señaló.

En esa dirección, Roballo consideró “comprensible” que diferentes actores hayan expresado su preocupación y que se hayan convertido en “cajas de resonancia” del problema, pero advirtió que la Junta Nacional de Drogas de  Uruguay “nunca dejó de trabajar ante esta amenaza eventual que existía y ante otras que va a haber porque es un proyecto innovador distinto, que va contra la corriente de muchas cosas. Dificultades va a haber siempre pero las vamos a sortear como hemos venido sorteando otras”.

Sin mencionarlo directamente, el subsecretario se refirió a las fuertes declaraciones realizadas por el expresidente José Mujica y referentes del MPP en el sentido de que se estaba dejando morir burocráticamente la Ley de Marihuana. “En las últimas horas quizás ha cundido el nerviosismo y lo puedo comprender, pero todos esos actores saben todo lo que estamos haciendo, todo lo que venimos trabajando. Y el compromiso que tenemos con esta política pública que viene dando resultados y que exige de mucha creatividad y trabajo”, expresó, tal como refleja el diario La República.

A su vez, Roballo evaluó también la alternativa de conseguir una solución que llegue desde los propios organismos de Estado norteamericanos. “Un número importante de Estados en EEUU viene impulsando una solución legislativa que resuelve el problema a nivel financiero, una ley federal que está impulsada por legisladores demócratas, republicanos y algunos estados como California. Eso nos hace pensar que el futuro inmediato o mediato, pasa por regular responsablemente y Uruguay puede demostrar eficientemente ante los organismos internacionales que tiene controlado, encapsulado y monitoreado de manera permanente ese tema. Nos tenemos fe para mostrar a nuestro país como un ejemplo de buenas prácticas, que puede ayudar al discernimiento”, añadió.

Aclaró sin embargo que no solo se esperará por esa ley norteamericana, “porque muchas posibilidades están sobre la mesa, lo que hace pensar que el proyecto no va a caer”. Además, Roballo hizo hincapié en que la marihuana recreativa es la primera parte de la ley pero también hay un desafío que tienen que ver con el cannabis medicinal con el cáñamo para uso medicinal.

No more articles