La noche de este lunes se emitió un nuevo capítulo de “Perdona Nuestros Pecados”, el cual estuvo marcado por una fuerte confesión por parte de Gerardo (Nicolás Oyarzún).

Todo comenzó cuando el médico llegó hasta la oficina del padre Reynaldo (Mario Horton), porque ya no soportaba más el peso de su consciencia y necesitaba confesar algo que tenía que ver con el fallecido comisario Fuenzalida.

Gerardo contó que necesitaba separarse de Isabel (Alejandra Araya), ya que estaba enamorado de Antonieta (Constanza Araya) y porque ya no soportaba vivir con la familia Quiroga, sobre todo con Armando (Álvaro Rudolphy), quien le había hecho hacer cosas horribles a lo largo de todos esos años.

“Usted no entiende lo que he tenido que hacer por culpa de ese infeliz”, le expresó notoriamente acongojado al padre Reynaldo.

He mentido, padre yo oculté un crimen. Armando Quiroga es cómplice de un asesinato y yo por culpa de él voy a terminar en la cárcel. Se da cuenta padre, yo soy peor que Quiroga, soy peor que ese infeliz”, señaló totalmente fuera de sí.

Ante esto, el personaje de Mario Horton le respondió: “Aún estás a tiempo de salvarte hijo, pero para eso tienes que mostrar verdadero arrepentimiento”.

Sin embargo, el acongojado médico le respondió: “¿Qué hago? ¿Que le cuente a todo el mundo lo que he tenido que hacer para cubrirle la mugre a ese infeliz? Soy un cobarde, yo debería haber hablado hace mucho tiempo, 3 años me callé padre y no levanté la voz porque me extorsionó. Fuenzalida amenazó a mi madre y a Quiroga con contarle a todo el mundo que eran amantes y yo soy cómplice de la muerte del comisario Fuenzalida”.

Luego, añadió que fue él mismo quien enterró el cadáver del comisario, ante la mirada atónita del cura.

Como era de esperarse, los televidentes quedaron sorprendidos ante la confesión e hicieron sus comentarios a través de Twitter:

No more articles