Muchos de nosotros nos pasamos la vida intentando encontrar al amor, pero en algún momento pasamos por esa etapa de meseta en la que parece que nada sucede. Todas las relaciones que comenzamos duran poco, terminan mal y ya no sabemos hacia dónde ir.

Pero hay algo que aseguran todos los enamorados: tu alma gemela aparece cuando menos la estás buscando. La ecuación es sencilla; pues todo en esta vida llega solamente cuando estamos preparados para recibirlo. El amor no es la excepción.

Así es que, en lugar de buscar el amor hasta debajo de las piedras, podrías concentrarte en estar listo para recibirlo. Cuando notes estas 7 señales en tu propia vida, descuida: estarás a un paso de encontrar a tu alma gemela. 

1. Has dejado de darle tanta prioridad al amor romántico

Hay un momento en la vida de toda persona en la que descubre que el amor romántico no es el único tipo de amor que existe en la vida.

Si te sientes feliz del amor que te dan tus amigos, tu familia y hasta tu mascota, y sientes que eso te llena suficiente, esa es una primera señal de que tu corazón está listo para recibir al amor romántico.

Es que para que un gran amor llegue a tu vida debe tener el lugar justo en tu corazón: uno importante, pero no el centro de tu vida.

2. Encontraste tu lugar en el mundo

¿Cómo saber con quién compartir tu camino, si no sabes hacia dónde vas? Otra señal indispensable de que estás cerca de encontrar el amor es estar seguro de quién eres y hacia dónde te diriges.

Teniendo objetivos claros, y sabiendo cuál es tu lugar en el mundo, te será mucho más fácil encontrar a una persona que comparta tu visión y tus valores.

3. Te sientes suficiente

Si has encontrado tu lugar en el mundo, y has hecho un largo proceso de reflexión, finalmente estarás en paz contigo mismo. Esto quiere decir que no sentirás que necesitas otra persona que te llene; tú solo ya eres suficiente.

Cuando sientas que puedes enfrentar lo que sea sin la necesidad de tener alguien a tu lado, entonces estarás listo para encontrar el verdadero amor: un amor libre y desinteresado.

4. Confías en las leyes del Universo

El hecho de que no lo busques no quiere decir que creas que el amor para ti no existe. Simplemente has aceptado que no puedes manejarlo a tu antojo, y has decidido confiar en lo que el Universo tiene planeado para ti.

Si has llegado a este nivel de tranquilidad respecto al tema, seguramente el amor de tu vida está cerca.


5. No tienes apuro

Justamente, como confías en las leyes del Universo, ya no tienes apuro. No haces cálculos mentales sobre cuándo deberías encontrar el amor para poder casarte y tener hijos.

Disfrutas el momento, y no quieres apurar las cosas. Sabes que todo va a suceder cuando tenga que hacerlo, y al ritmo que sea necesario.

6. Te enfocas en lo que te hace feliz

Lo que quieres es un amor verdadero, no alguien con quien pasar el rato. Para que una pareja sea auténtica, los dos miembros tienen que poder ser ellos mismos.

Es decir, que sólo aparecerá tu verdadero amor una vez que te aceptes tal como eres, y decidas ser feliz, sin importar lo que digan los demás. Una vez que dejes de querer impresionar y te concentres en ser feliz, aparecerá alguien que te quiera tal y como eres.

7. Ves el amor en todas partes

Si reúnes todas estas características, hay una señal inequívoca de que el amor está por golear tu puerta: lo ves en todas partes.

Resulta que cuando finalmente has dejado de buscarlo, y casi te has olvidado del amor romántico, empiezas a verlo en todos lados. Una amiga que te invita a ver películas románticas, una pareja feliz en cada esquina, tu Facebook se llena de enamorados….

Cuando esas señales aparecen, justo cuando ya no pensabas en el amor, activa los radares: ¡Un gran amor está muy cerca!

¿Qué crees? ¿Estás cerca de encontrar al amor más importante de tu vida? 

Información de La Bioguía

No more articles