Los amantes del queso pueden regocijarse: según un estudio, comer una porción de buen queso podría reducir el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Comer una porción diaria de 40 gramos puede reducir las posibilidades de desarrollar enfermedades del corazón en un asombroso 14%, y en un 10% el riesgo de un accidente cerebrovascular.

 

Científicos de la Universidad de Reading dijeron que sus hallazgos cuestionaron años de consejos de salud pública para limitar la ingesta de estos productos tos lácteos. La British Heart Foundation dice que el queso es una buena fuente de calcio vital, pero una porción de 30 g puede representar el siete por ciento de la ingesta total de calorías en un día.

Por lo tanto, a pesar de los hallazgos positivos de este reciente estudio, la BHF recomienda que los pacientes con enfermedades cardíacas obtengan los nutrientes que pueden encontrar en el queso de otros productos, como la leche y el yogur, para reducir las calorías.

En un último estudio, expertos de la Universidad de Soochow en Suzhou, China, combinaron los resultados de 15 estudios anteriores sobre el queso y el riesgo cardíaco. Esta técnica, llamada metaanálisis, a menudo se usa cuando los estudios individuales son demasiado pequeños para producir hallazgos concluyentes. Descubrieron que comer queso con frecuencia parecía ser beneficioso para el corazón en lugar de dañino.

Los voluntarios que comen alrededor de 40 g al día, aproximadamente del tamaño de una caja de cerillas pequeña, vieron una mayor reducción en el riesgo para su salud. En un informe sobre sus hallazgos, los investigadores dijeron: “El queso contiene ácidos grasos saturados pero también tiene nutrientes potencialmente beneficiosos. No está claro cómo el consumo a largo plazo afecta el desarrollo de la enfermedad cardiovascular. Este estudio sugiere una asociación inversa entre el queso y la salud”.

Ahora lo sabes, el queso es beneficioso para tu salud, pero en cantidades muy bajas.

Fuente: The Sun

No more articles