El colegio de Antilhue ubicado en la comuna de la Florida tiene diez días para recopilar y quemar todas las copias del anuario de 4to medio de la generación 2016.

Todo esto luego que una apoderada pidiera ante la Corte de Apelaciones un recurso para retirar el anuario, luego que la apoderada recibiera la negativa de parte del Director del establecimiento argumentando que ya no era apoderada del colegio.

El problema fue que la caricatura de Monserrat en ropa interior, cuando todo el resto del curso aparecía con uniforme. A esto, se suma que había calificativos ofensivos en su contra.

La caricatura fue encargada a un profesional de la Plaza de Armas y el obsequio consistía en retratar a todos los alumnos del curso con sus características más relevantes para que lo recordaran a futuro, pero en el caso de la alumna afectada Monserrat de 18 años, la caricatura y los mensajes resultan denigrantes y la vulneran.

El origen de la caricatura era destacar su talento

Según explican los apoderados del curso a la Corte de Apelaciones, le preguntaron a los alumnos sobre caracterisitca por la que destacaban sus compañeros de curso para caracterizarlos y en caso de la afectada “se dijo que a ella le gustaba mucho bailar, especialmente danza árabe y desde pequeña realizaba esta actividad en un academia. Debido a su talento llegó a ser rostro de publicidad de la academia de baile donde aparecía en una gigantografía con vestimenta árabe” de allí que fuera retratada con ropa interior, para destacar su habilidad en la danza y no con una connotación sexual que es la que se le dio.

No more articles