Un asesino que se hacía llamar ‘el Diablo’ ha sido encarcelado durante 23 años por el brutal asesinato de un restaurador jubilado.

Jordan Davidson, de 26 años, sometió a Nicholas Churton, de 67 años, a un ataque salvaje en su residencia en Wrexham. Davidson golpeó a su víctima discapacitada con un martillo y lo machacó hasta la muerte con un machete, antes de describir el asesinato como el “mejor día de su vida”. Luego, en una foto enferma, posó con el arma y la llamó su “juguete nuevo”.

Admitió el asesinato y fue sentenciado a un mínimo de 23 años y cuatro meses de cárcel. Su sentencia hubiera sido de 28 años, pero fue rebajada por admitir el crimen.

El juez le dijo a la corte: “Este fue un ataque brutal contra un anciano vulnerable, frágil e indefenso”. Y agregó que este joven podrá ser puesto en libertad vigilada siempre y cuando se evalúe que ya no es un riesgo para la sociedad, pero solo después de que se cumpla el plazo mínimo de condena, es decir, 23 años.

Davidson inició una ola de crímenes después de matar sin sentido al Sr. Churton, robar a un hombre en Chester y atacar a un detective durante una entrevista con la policía. También atacó a un oficial mientras estaba en prisión preventiva, y lo atacó con un arma improvisada en venganza por denunciarlo por uso de drogas años antes. Davidson debía ir a juicio por asesinato y una serie de otras 12 ofensas.

La policía también descubrió que había estado enviando mensajes de texto a una colegiala que parecía obsesionada con comentar continuamente sus crímenes. Davidson le dijo a la colegiala que le podía garantizar que la policía lo mataría a tiros.

Dijo que estaba “loco”, contó que la policía le dispararía en una lluvia de balas y que después del asesinato había “subido de nivel”. Dijo: “Encontré mi poder. Hoy es un día para ser recordado. Mi juguete se ensució jaja. Estoy tan malditamente feliz, sin duda es el mejor día de mi vida”.

Una persona absolutamente perturbada y peligrosa.

Vía: Dailymail

No more articles