Expertos afirmaron que la Sábana Santa de Turín estaría manchada con la sangre de una víctima de tortura, apoyando las afirmaciones de que fue usada para enterrar a Jesús.

Dicen que el lienzo, que se cree que se ha utilizado para envolver el cuerpo de Cristo después de la crucifixión, contiene “nanopartículas” que no son típicas de la sangre de una persona sana. Los supuestos hallazgos contradicen las afirmaciones de que la cara de Jesús fue pintada por falsificadores en la edad media.

Elvio Carlino, investigador del Instituto de Cristalografía de Bari, Italia, dice que las minúsculas partículas revelan el “gran sufrimiento” de una víctima “envuelta en el paño funerario”. Estas partículas tenían una “estructura, tamaño y distribución peculiares”, añadió Giulio Fanti, profesor de la Universidad de Padua.

Dijo que la sangre contenía altos niveles de sustancias llamadas creatinina y ferritina, que se encuentran en personas que sufren traumas fuertes, como la tortura. El Profesor Fanti dijo: “Por lo tanto, la presencia de estas nanopartículas biológicas encontradas durante nuestros experimentos apuntan a una muerte violenta para el hombre envuelto en la Sábana de Turín”.

La Sábana Santa de Turín mide alrededor de tres metros por un metro y contiene una imagen ligeramente manchada de un hombre que los cristianos creen que representa a Jesús.

Ha sido objeto de intensos estudios científicos para verificar su autenticidad. Los nuevos hallazgos fueron publicados en la revista científica estadounidense PlosOne, en un artículo titulado “Nueva evidencia biológica de los estudios de resolución atómica en la sábana de Turín”.

Los hallazgos contradicen las afirmaciones de que el sudario se forjó en la época medieval. Fanti dijo que por las características de estas partículas “no pueden haber sido hechas a lo largo de los siglos en la tela del Sudario”.

Los investigadores se basaron en pruebas experimentales de estudios de resolución atómica y estudios médicos recientes sobre pacientes que sufrieron múltiples actos de trauma y tortura. Elvio añadió: “Estos descubrimientos sólo pueden ser revelados con los métodos recientemente desarrollados en el campo de la microscopía electrónica”.
Dijo que la investigación marcó el primer estudio de “las propiedades a nanoescala de una fibra prístina extraída de la Sábana de Turín”.

El sudario se muestra actualmente en la Catedral de San Juan Bautista en Turín. Durante una visita a la ciudad en 2015, el Papa Francisco hizo una pausa para orar en silencio ante la Sábana Santa.

¿Qué opinas de estos hallazgos?

Con información de Dailymail

No more articles