La celulitis no entiende de peso ni tallas. Todos, y especialmente las mujeres, no enfrentamos eventualmente a sufrirla en, nunca mejor dicho, nuestras propias carnes.

La celulitis, también conocida como piel de naranja, no es otra cosa que el acúmulo de tejido adiposo en determinadas zonas del cuerpo. Las más afectadas suelen ser piernas y nalgas, aunque también puede localizarse en el vientre y los brazos. ¿Cómo identificarla? La celulitis crea unos pequeños hoyuelos en la superficie de la piel, volviéndola irregular. Es resistente a las dietas y aparece tanto en personas más gruesas como en personas delgadas.

¿Cómo se puede combatir?  Este es el masaje que te ayudará a lograrlo.

¿Cómo hacerlo correctamente?

Para el masaje necesitarás:

-un cepillo con cerdas naturales;
-un exfoliante con gránulos grandes;
-aceite corporal;
-ventosa de silicona.

Ten mucho cuidado durante el automasaje. No debes dejarte ninguna marca. Se recomienda evitar áreas debajo de las rodillas y la parte interior del muslo.

Opción 1

Paso 1. Aplica exfoliante sobre la piel seca, es importante hacerlo desde abajo hacia arriba.

Paso 2. Realiza movimientos con la base del pulgar y las falanges de los demás dedos hacia los lados opuestos en la parte del cuerpo que quieres masajear durante 10 minutos.

Paso 3. Ahora aplica aceite y toma una ventosa de silicona, apriétala contra la piel hasta que no puedas aguantar (recuerda que no debes ponerte moretones tampoco), mueve la ventosa con movimientos circulares desde abajo hacia arriba.

Paso 4. Después de un masaje con ventosa realiza nuevamente el masaje del paso 2.
Haz este masaje hasta 3 veces por semana, dedicándole a cada área hasta 10 minutos.

 

Opción 2

Esta opción de masaje se puede considerar masaje express, pero su eficiencia con esto no se reduce. Al igual que en el primer caso, lo importante es hacerlo con regularidad.
Paso 1. Antes de bañarte, realiza un masaje con un cepillo seco sobre el cuerpo seco, todos los movimientos deben ir desde abajo hacia arriba o deben ser circulares según las agujas del reloj.

Paso 2. Después de la ducha, aplica un aceite corporal masajeando las áreas problemáticas.

Aplicando este tipo de masaje con regularidad, tendrás un cuerpo bonito. Y si además empiezas a llevar un estilo de vida saludable, los cambios globales no se harán esperar mucho.

Vía Genial.Gurú 

No more articles