Latinoamérica tiene pocas habilidades y mal distribuidas, lo que impide a sus jóvenes acceder al mercado laboral de calidad, según revela el informe RED 2016, elaborado por el Banco de Desarrollo de América latina (CAF).

El Reporte de Economía y Desarrollo (RED), presentado hoy en la Casa de América de Madrid, analiza las habilidades necesarias para el trabajo y la vida.

Según el economista y responsable del proyecto, Lucila Berniell, “América Latina ha hecho avances importantes en estos últimos veinte años, pero sigue habiendo desafíos en productividad y educación”.

El informe divide las capacidades de cada individuo en cognitivas, socioemocionales y físicas, que estudia a través de pruebas de conocimiento – como el informe PISA – o de la Encuesta CAF 2015.

Estas habilidades son, como afirma Berniell, las más demandadas por las empresas en todas las ocupaciones.

“Formar a los jóvenes en esas habilidades nos tiene que importar para que éstos alcancen la felicidad y satisfacción”, explicó la economista.

Entre los principales elementos para la formación de estas capacidades destacan, según el informe, la escuela, la familia, el entorno y el mundo laboral, que deben trabajarse en relación unas con otras.

También intervino el director para Europa de la CAF, Guillermo Fernández de Soto, quien hizo hincapié en la importancia de la educación que, a su juicio, deber ir a la par con la revolución digital.

Para 2030 todo habrá cambiado en materia educativa, en opinión de Fernández de Soto, partidario de educar a los jóvenes en las nuevas tecnologías.

No more articles