• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Que exista periodismo independiente también depende de ti. Una sociedad plural y democrática necesita de diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.

    ‘Cheddar Man’, el esqueleto casi más completo de Gran Bretaña y que tiene 10.000 años de antigüedad, ha mostrado su verdadero rostro, con una precisión sin precedentes.

    Los resultados indican que Cheddar Man tenía ojos azules, cabello rizado de color oscuro y pigmentación de la piel de “oscuro a negro”. El descubrimiento sugiere que la pigmentación más clara, que ahora se considera una característica definitoria del norte de Europa, es un fenómeno mucho más reciente.

    El trabajo pionero fue llevado a cabo por un equipo de científicos de UCL, Evolución Humana y especialistas en ADN del Museo de Historia Natural, y los principales modeladores prehistóricos del mundo, para el documental ‘El primer británico: Los secretos de un hombre de 10.000 años”.

    En uno de los proyectos de ADN humano más desafiantes hasta la fecha, se analizaron las secuencias de ADN del hombre Cheddar para establecer aspectos de su apariencia. El perfil genético de Cheddar Man lo ubica junto a otros europeos de la era Mesolítica de España, Hungría y Luxemburgo, cuyo ADN ya ha sido analizado. Estos pueblos migraron a Europa al final de la última edad de hielo y el grupo incluyó a los antepasados ​​del Cheddar Man. Hoy en día, alrededor del 10% de la ascendencia británica indígena se puede vincular a esa población.

    Cheddar Man fue desenterrado en 1903 en la caverna Gough en Cheddar Gorge, Somerset, y ha sido el tema de constante misterio e intriga. Durante más de 100 años, los científicos han tratado de revelar su historia, planteando teorías sobre cómo era, de dónde venía y qué podía decirnos sobre los primeros ancestros europeos.

    Solo ahora, con una investigación de ADN de vanguardia y la reconstrucción facial podemos ver la cara de este hombre de 10.000 años, y preguntar cómo 300 generaciones más tarde se relaciona con el grupo humano de la actualidad.

    Impresionante ¿Verdad?

    Fuente: UCL

    Loading...
    No Hay Más Artículos