Cada día que pasa vamos descubriendo nuevas cualidades de los animales que nunca antes nos imaginamos que podían tener.

Obviamente el instinto de supervivencia es algo inherente en los seres vivos y la mayoría de nosotros siempre lucharemos por mantenernos con vida, así que no nos debiese sorprender que un animal de lo mejor de si para seguir respirando.

Sin embargo, en el siguiente caso es imposible imaginar hasta dónde puede llegar ese ímpetu por seguir siendo un pez más dentro de la pecera.

Una compradora obtuvo mucho más de lo que esperaba en su carrito después de que una trucha saltara de su tanque y entrara con sus compras en un supermercado en Taiwán.

La criatura resbaladiza casi fue capturada en una red por un comprador que lo sobresaltó, causando que saltara fuera del agua y se metiera en los víveres de la mujer en el concurrido mercado.

Las imágenes grabadas por un comprador muestran que los peces angustiados saltan en un intento por arrojarse a la libertad por temor a quedar atrapados en la red.

En el clip que duró 26 segundos, los clientes sorprendidos vieron como el pez aleteante se zambullía en el carro que también llevaba a un niño pequeño.

Los clientes sorprendidos que vieron cómo se desarrollaba la escena vieron cómo un dependiente agarraba el pescado que aleteaba del carro, lo metía en la red y volvía al tanque.

Elegir su propia cena en tanques de peces es una atracción central de los famosos puestos de mariscos de Taiwan.

Los peces pueden provenir de muchos lugares, pero la mayoría provienen del sudeste asiático.

 

Loading...
No Hay Más Artículos