• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Durante conmemoración, del Día Nacional de la Semilla Campesina, en su décima tercera edición, se realizó en el asentamiento Monte Carmelo, del estado Lara en el centro occidente de Venezuela  un conversatorio para abordar la Ley de Semillas pues preocupa a los campesinos y campesinas el hecho de que algunos constituyentes declaren que el instrumento legal será “revisado” porque tiene “gazapos”.

    “Que nos digan cuáles son esos gazapos y lo discutan con nosotros, con el poder popular, porque nosotros somos los y las protagonistas de la semilla y esa ley salió de aquí”, dijo la campesina Gaudi García .

    García, fundadora del Día Nacional de la Semilla Campesina en Venezuela, fue contundente al afirmar que en esta oportunidad cerrarán filas en defensa de la ley sancionada en diciembre de 2015. “Somos sus guardianes y guardianas. Es necesario reafirmar la dignidad de la semilla indígena, afrodescendiente y campesina porque hay una siembra corporativa que no tiene nada qué ver con el conuco y la biodiversidad”.
    Si no cuidamos nuestra semilla – reiteró Gaudi- caeremos en la dependencia total y tú sabes que por el hambre nos dominan.

    ¿Teme que modifiquen la ley sin consultarle a ustedes?

    Nosotros hacemos un llamado a la Asamblea Nacional Constituyente para que nos consulten cualquier cambio que pretendan hacer, para que tomen en cuenta la voz del campesino, del indígena, del afrodescendiente, porque esa ley deberíamos asumirla como el libro de todos, como el Popol Vuh. Si tiene gazapos que nos digan cuáles son y lo discutan con nosotros.

    García expuso que en el campo lo que quieren es recuperar las semillas criollas como arvejas, caraotas, maíz y quinchoncho.

    Nosotros vamos a proponer que se considere la semilla campesina como Patrimonio Cultural de la Humanidad porque está en peligro de extinción ya que la hemos dejado de cultivar porque nos hemos dedicado a eso que te mencioné antes que es la siembra corporativa, o sea grandes extensiones con un solo cultivo por ejemplo la papa, aunque está tan cara que solo los ricos pueden sembrarla.
    “Porque estamos en revolución asumimos el compromiso de resguardar nuestras semillas como el primer eslabón para garantizar la soberanía y la seguridad alimentaria y la soberanía solo se garantiza sembrando”, expresó Gaudi García.

    Un día heroico

    Por su parte el “morocho” Juan José Escalona, cultor y maestro pueblo de la región, invitó a participar en el Día Nacional de la Semilla Campesina, y lo definió como un día “profundamente histórico, dialógico y espiritual”.

    “Es el día de compartir cosmovisiones y utopías con los hombres cocuyos y las mujeres luciérnagas, es el día de la espiritualidad revolucionaria”, dijo Escalona para quien celebrar y proteger la semilla criolla “nos fortalece frente a las guerras que nos mandan de Gringolandia porque la cultura campesina es una antropología inderrotable”.

    Otras noticias de interés

    Venezuela aprueba Ley de Semillas que busca proteger la seguridad alimentaria del país

    Campaña Venezuela Libre de Transgénico dispuesto a sustituir importaciones de algunos rubros

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...