• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Se creía que la leche y sus derivados tenían consecuencias graves para la salud del corazón. Pero, un estudio reciente desmonta esa matriz y pone de manifiesto que los productos lácteos pueden no ser tan perjudiciales.

    Investigadores de la Universidad McMaster, en Canadá, sugieren que consumir diariamente tres porciones de productos lácteos sin desnatar podrían ayudar a disminuir la mortalidad y enfermedades cardiovasculares, publicó el portal Quo.

    El portal web reseñó que en el estudio observacional que duró una media de 9,1 años, participaron más de 136.000 voluntarios de varios países y en los resultados se apreció  quienes consumían cada día tres porciones estándar de productos lácteos enteros (cada porción era el equivalente a un vaso de leche o un yogur de 244 gramos), mostraban tasas más bajas de mortalidad y de enfermedad cardiovascular.

    Consumir leche sin desnatar ayudará al corazón

    A diferencia de quienes solo consumían media porción diaria. Aunque las causas no están claras, los autores del estudio explicaron que no todas las grasas saturadas son igual de malas.

    Destacaron además, que los productos lácteos contienen otros ingredientes beneficiosos que podrían contrarrestar los efectos negativos de las grasas.

    Sin embargo, vale la pena recordar que se trata de un estudio observacional, cuya razón tiene sus limitaciones entre ellas, no permite establecer una relación causa efecto.

    No todas las grasas saturadas son igual de malas

    Moda riesgosa

    Jóvenes están reduciendo el consumo de leche y productos lácteos en sus dietas probablemente esto dependa de los influenciados consejos de algunos blogueros y gurús de la nutrición, publicó BBC Mundo 2017.

    Los expertos advierten que dejar de consumir la leche y sus derivados antes de los 25 años y sin reemplazar esos alimentos por otras fuentes alternativas de calcio puede ser perjudicial para la salud.

    Según encuesta de la Sociedad Nacional para la Osteoporosis, en la que participaron 2000 adultos, dio como conclusión que el 20% de los menores de 25 años habían reducido o eliminado totalmente el consumo de lácteos en su dieta.

    El fortalecimiento de los huesos a temprana edad depende del consumo de los lácteos

    Otro sondeo de la Agencia para los Estándares de la Alimentación británica halló que casi la mitad de los jóvenes entre 16 y 24 años aseguraban tener intolerancia a la leche y a los productos lácteos, comparado con apenas el 8% de los mayores de 75 años.

    Pero sólo el 24% de quienes decían tener intolerancia a la lactosa contaba con un diagnóstico médico y esto podría convertirse en una bomba para la salud de los huesos de los más jóvenes.

    La leche de vaca puede ser sustituida por la de almendra o soya

    Los médicos dicen que la leche y los productos lácteos, como el yogur o el queso, son importantes fuentes de calcio, necesario para desarrollar unos dientes saludables y unos huesos fuertes.

    La leche de almendra y de soya son buenas opciones para sustituir cualquier tipo de leche de vaca (entera, descremada, deslactosada y light), ya que ayuda a disminuir el riesgo de padecer alguna enfermedad crónica y mejorará tu calidad de vida.

    Sigue leyendo…

    Corporaciones de la carne y productos lácteos están calentando el planeta

    Esta es la dieta que deberíamos seguir para salvar al planeta

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...