• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Una cifra récord de cierre de restaurantes registró Inglaterra en los primeros nueve meses del año, situación de la que culpan, en gran parte, a la influencia que ejercen las redes sociales sobre los comensales.

    De enero a septiembre 1.123 locales dedicados a la gastronomía cerraron, cifra superior a la registrada el 2017 que fue de 1.023 negocios, reportó el London Times.

    “Los cierres récord de restaurantes son, en cierto sentido, el precio que debe pagarse al éxito del sector, que ha crecido a niveles vertiginosos en las últimas dos décadas de la globalización”, señaló el reporte del diario inglés.

    Agregó que “la prueba es que en la capital hay actualmente toda la gastronomía del planeta, en términos y condiciones para todos los presupuestos, desde lo más costosos hasta lo más baratos.”

    Dado que el negocio de los restaurantes fue en alza, los precios del alquiler de las instalaciones también aumentaron. Foto Web.

    Muchos restaurantes también desarrollan una competencia despiadada, a la que solo sobreviven los mejores, como es inevitable cuando hay una amplia variedad.

    Un segundo factor es una consecuencia del primero: dado que el negocio de los restaurantes fue en alza, los precios del alquiler de las instalaciones también aumentaron, costo que en ciertas calles, por ejemplo en el centro de Londres, es prohibitivo y solo lo pueden resistir los que acumulan gran cantidad de clientes y ganancias.

    Pero hay una tercera razón para el cierre de registros, según el Times, es que la gente ya no está contenta, quiere constantemente nuevos gustos y un restaurante más especializado. 

    “Una vez en Londres se podría decidir cenar en un restaurante italiano. Luego fue el turno de las cocinas regionales: sarda o toscana, napolitana o emiliana, y así sucesivamente. Ahora hay restaurantes donde solo comemos polenta, en todas las salsas, por así decirlo”.

    Más de mil restaurantes han cerrado sus puertas en Londres en el 2018. Foto Web.

    Los ganadores son aquellos que constantemente inventan algo nuevo, o más bien aquellos que reinventan la vieja tradición, aseguraron los expertos.

    Este constante deseo de novedad también afecta a las redes sociales. Los usuarios que publican en Instagram fotos de los alimentos que consumen necesitan estímulos siempre nuevos, es decir, platos, ambientación, una atmósfera en constante evolución.

    Es por eso que lo que hoy parece inédito puede volverse obsoleto en poco tiempo, en una continua serie de sorpresas. Incluso si a largo plazo es la calidad la que marca la diferencia.

    Otras notas de interés:

    Inauguran el primer restaurante de marihuana en Estados Unidos

     

    (Foto) Robots mesoneros causan sensación en un restaurante chino

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...