• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Si posees naturalmente un busto prominente con el que no estás conforme y has buscado una solución natural para disminuir su tamaño, o todo lo contrario, tienes senos pequeños y te interesa saber qué consumir o qué no para evitar que se reduzcan, este artículo te interesa.

    Resulta que un grupo de investigadores ha descubierto las consecuencias de consumir en exceso una bebida muy común y popular en el mundo, que incluso forma parte de la cultura de muchas naciones.

    Esta bebida sin duda es una de las que no puede faltar en el desayuno, la comida o la cena y a veces hasta en las tres. Se trata del café, pues los científicos de la Universidad de Lund, en Suecia, encontraron que ingerirlo en exceso puede reducir el tamaño de los senos, de una forma considerable.

    El café es una de las bebidas preferidas tanto por su sabor, como por algunos de sus efectos, ya que aporta muchos beneficios a la salud. Sin embargo, como todo en esta vida, debe tomarse con moderación, ya que puede tener algunas consecuencias negativas.

    El estudio se basó en una muestra de 300 mujeres, a las que les analizaron sus hábitos de consumo de esta bebida y sus medidas, y detectaron que beber mucho café puede alterar un gen que se encarga de la reducción de busto hasta en un 17%.

    Se pudo identificar que debido a las tres tazas de café tomadas al día, su busto redujo un porcentaje, aunque no demasiado notable pero sí como para cambiar de talla de brassier.

    De igual modo, también hallaron que la cafeína y otras sustancias como la hidroxil hidroquinona y el kahweol, disminuyen la probabilidad de padecer cáncer de mama, ya que ayudan a frenar el desarrollo de las células cancerígenas.

    El café tiene un impacto directo en las hormonas femeninas: ciertos componentes del café pueden modificar el metabolismo y mejorar la configuración de los estrógenos, lo cual reduce el riesgo potencial de la aparición de células cancerígenas.

    De acuerdo con la profesora de oncología Helena Jernströem, una de las investigadoras de este estudio, explica que las mujeres no tienen que preocuparse de que sus pechos acaben reduciendo tan solo por tomar café, ni siquiera como algo inmediato, publica Su Médico.

    Según los resultados de dicho estudio, con cada taza de café adicional a la tercera, el efecto se incrementa, por lo que concluyeron que las mujeres que toman mucho café tienen los pechos pequeños.

    A.L.

    Una goma de mascar energizante con cafeína y ginseng te ayudará a reducir el estrés

    Facebook censura cuenta indígena por mostrar foto de nativas exhibiendo sus senos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...