• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Kenny, el tigre blanco al que muchos apodaron el “más feo” del mundo, nació producto del incesto, por la ambición de un traficante de animales que quería aumentar su fortuna y para ello buscó crías de un macho y una hembra que eran hermanos.

    Por esta razón, Kenny tenía la cara deforme. En principio, muchos medios atribuyeron estas características a informes erróneos donde se aseguraba que eran consecuencia del síndrome de Down, pero esa versión la descartaron luego los especialistas.

    Solo un hermano, llamado Willie, de todos los que nacieron de la madre y padre de Kenny, se salvó, pero nació severamente bizco, reseñó el portal Mirror.

    Ambos llegaron al Refugio de Vida Silvestre Turpentine Creek en Eureka Springs, Arkansas, Estados Unidos, después de ser rescatados en el 2000 junto a su madre Loretta y a su padre Conway.

    Nació en 1998 en una granja de Arkansas. Foto: Turpentine Creek Wildlife Refuge.

    Según contó el traficante, la cara de Kenny estaba deformada porque la golpeaba contra una pared. No lo mató porque de cachorro “era lindo”. Sin embargo, su aspecto eliminaba la posibilidad de que lo vendiera a alguien.

    El ejemplar nació en una granja de tigres en Bentonville, en el estado donde estaba el refugio, en 1998 y vivió allí en jaulas sucias, llenas de sus propias heces y restos de pollos muertos.

    “El caballero del que lo rescatamos dijo que constantemente se golpeaba la cara contra la pared. Pero estaba claro que esa no era la situación. Estaba claro que la apariencia de Kenny se debía a la endogamia“, aclaró Emily McCormack, curadora de animales de Turpentine Creek.

    El traficante exigió una importante suma de dinero cuando las personas del refugio quisieron llevarse a los tigres, pero accedió a dejarlos ir gratis después de que se negaron a pagar.

    Lo rescataron en el año 2000 y lo llevaron a un refugio.  Foto: Turpentine Creek Wildlife Refuge.

    McCormack agregó que aunque algunos informes de los medios de comunicación afirmaban que Kenny tenía el síndrome de Down, parecía ser mentalmente normal. “Él actuó como el resto de ellos. Le encantaba el enriquecimiento, tenía un juguete favorito (…) corría por su hábitat, comía pasto, parecía un poco tonto”.

    Pese a que fue cruelmente etiquetado como “el tigre más feo del mundo” y la gente decía que se parecía más a un perro que a un gato, fue amado en el refugio hasta que murió en 2008, a la edad de 10 años, después de luchar contra un melanoma.

    Pingüinos hembras migran más lejos y por eso mueren más en Suramérica

    Holanda cosecha por primera vez bananos y lo hace sin usar tierra

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...