• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un reciente documental muestra que los delfines no sólo tienen puntos en común con el hombre en cuanto a la inteligencia. Adempas, estos mamíferos acuáticos disfrutan de ciertas sustancias que los pone en “estado de trance” o, en otras palabras, los droga de manera natural.

    Es el trabajo realizado en Spy in the Pod, un documental de la cadena británica BBC narrado por el actor David Tennant, se enseña la vida de estos animales en dos episodios de hace unos años.

    Los científicos pudieron observar una inesperada conducta en los delfines: buscar toxinas para drogarse.

    Un pez globo: foto web

    “Los delfines fueron filmados mientras jugaban amablemente con un pez globo, pasándoselo entre ellos cada 20 o 30 minutos, a diferencia de los peces que capturaban para comer que eran rápidamente devorados”, explican en la publicación.

    Lo interesante de esta historia es que el pez globo libera un intenso químico cuando se siente bajo amenaza, por lo que el “juego” que realizan los delfines con el pez los expone a pequeñas dosis de esta toxina, que los droga levemente y los pone en pequeños “estados de trance”.

    Seguidamente, los investigadores exponen que “los delfines fueron vistos flotando justo sobre la superficie del agua, aparentemente hipnotizados por sus propios reflejos“.

    El hombre y el delfín

    Para el ser humano siempre ha sido un disfrute observar las conductas de los delfines, al punto de que estos mamíferos son utilizados en terapias para personas con dificultades físicas y psicológicas.

    Incluso, científicos han dedicado su vida a estudiar los sonidos que emiten estos animales para comunicarse entre sí. De hecho, un estudio demuestra que tienen un sonido para identificar a cada individuo de su familia, así como a objetos y situaciones.

    Delfín de río rosado. Foto: Web

    De igual manera, estudios ha revelado que los delfines nadan en manadas para defenderse de los depredadores, son de carácter amigable con los humanos y suelen robarnos sonrisas.

    Adempas, existen delfines de mar -de color gris- y de río -rosados-, que habitan en el río Orinoco, en Venezuela, y el Amazonas de Sudamérica.

    También existe otra variedad de colores entre blancos con negro, manchados, blancos, y grises, y sus trompas tienden a variar, por ejemplo, algunos  asiáticos de río carecen de trompa.

    Delfín de río asiático. Foto: Web

    Adicionalmente, también existen otras variedades de colores, entre blancos con negro, manchados, blancos, y grises. Incluso, sus trompas tienden a variar, por ejemplo, algunos  delfines de rió asiáticos carecen de trompa.

    Avances tecnológicos permitirán saber cómo se comunican los delfines

    ¡Únicos! Los delfines coordinan tareas con una precisión de 370 milisegundos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...