Un centenar de personas se manifestó en el centro de Santiago para exigir justicia para Brandon Hernández Huentecol, joven mapuche que fue baleado por la espalda en diciembre de 2016, acción cometida por un funcionario de Carabineros en Collipulli, región de La Araucanía.

Los manifestantes reclamaron porque el sargento segundo de Carabineros, Cristian Rivera, ha sido citado en tres oportunidades a la audiencia de formalización por el cobarde ataque al joven que, en ese entonces, tenía 17 años. Sin embargo, el funcionario de Fuerzas Especiales no ha asistido, aduciendo diferentes motivos.

De acuerdo a las versiones de los hechos expuestas por Brandon y su familia, funcionarios de Carabineros se encontraban realizando un procedimiento en el sector Curaco (Collipulli) el 18 de diciembre de 2016, bajo el cual se detuvo a un vehículo y a las personas que transitaban en él. Justo en ese instante iba pasando en bicicleta el niño I.G. H. H. de 13 años, hermano menor de Brandon, quien transitaba por la vereda de enfrente del control cuando fue reducido por un policía.

Asustado, I.G. H. H. gritó por la ayuda de su hermano Brandon quien acudió rápidamente al lugar siendo reducido por un policía, quien para sujetarlo posó su pie sobre la espalda del adolescente y lo amenazó con dispararle, hecho que fue concretado, dejando herido con riesgo vital a Brandon Hernández y con más de 100 perdigones incrustados en su cuerpo.

No more articles