• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un caso de abuso sexual infantil que se hizo público recientemente alarmó a la comunidad de la Escuela Primaria N° 22 de Plátanos, en el partido de Berazategui de Buenos Aires, Argentina. Se trata de un alumno de 10 años de edad, cursante de tercer grado del turno tarde, que asegura haber sido abusado dentro de las instalaciones de la propia unidad educativa durante horas de clases, cuando otro compañero, un año mayor que él pero de quinto grado, lo agarró por detrás y le metió un dedo en el ano.

    Medios de comunicación locales informaron que en horas de la mañana de este viernes, las autoridades escolares se reunieron con las familias del establecimiento, a fin de mantenerlos al tanto de la investigación.

    La denuncia tiene fecha de 8 de septiembre, quedó asentada en la comisaría N°4 de Hudson. Habría sido derivada al Cuerpo Médico de Bernal, donde se confirmaron las lesiones en el cuerpo del nene  y por eso la Fiscalía N°1 de Berazategui caratuló la causa como “abuso sexual con acceso carnal”.

    La directora fue notificada formalmente el lunes 10 y fue convocada junto a la secretaria a la jefatura distrital, para poder determinar las responsabilidades en ambos casos.

    Según publica Clarín, las autoridades llamaron a los equipos de orientación escolar del distrito y se abrió una investigación interna con carácter de urgencia, en principio para saber a cargo de quién, de qué personal estaban los chicos en ese momento, ya que no estaban en el aula.

    Aunque se difundió que el abuso había ocurrido en el baño, en el Ministerio de Educación explicaron que “el chico, tal vez por su edad, se mostró confundido en cuanto a las nociones de espacio y tiempo. No dijo cuándo ocurrió todo y, en cuanto al espacio, habría referido que fue en un pasillo”.

    “Mi hermano está muy triste por todo esto, tratamos de no molestarlo tanto porque el caso es muy grave y debemos tener mucho cuidado (…) Dejó de ir a clases mientras que el chico agresor sigue asistiendo como si no hubiese pasado nada”, dijo Beatriz Villar.

    Sin embargo, las autoridades desmintieron la información y confirmaron que “los chicos no están yendo a la escuela”. “Aún si el chico de quinto hubiese ido hoy a clase, nosotros no podríamos negarle el ingreso. Trabajamos con los derechos del niño, se trata de dos menores de edad y es una investigación que está en curso”, añadieron.

    Mientras avanza la investigación, la víctima será sometida a una serie de estudios en la ciudad de La Plata para determinar, por ejemplo, si los abusos fueron reiterados y la gravedad de los mismos.

    A.L.

    Denuncia de abusos contra niños sube la presión para reunir a familias migrantes

    Un perro salva a hombre de pasar 50 años en la cárcel por supuesto abuso infantil

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...